Quienes somos Boletin Busqueda Pinochet en Londres Centros Detencion Complices Empresas Fallos Criminales Tortura Exilio ecomemoria Desaparecidos Ejecutados Testimonios English

 


 

ALFONSO RENE CHANFREAU OYARCE

 


Rut : 5.770.991 Santiago
F.Nacim. : 22 12 50, 23 años al momento de su detención
Domicilio : Escanilla N°661, Depto.13 D, Independencia, Santiago.
E.Civil : Casado, una hija
Actividad : Estudiante de Filosofía de la Universidad de Chile
C.Repres. : Dirigente estudiantil de la U. de Chile. Dirigente del Movimiento de Izquierda Revolucionaria, MIR.
F.Detenc. : 30 de julio de 1974

Alfonso René Chanfreau Oyarce, casado, una hija, estudiante y dirigente del Movimiento de Izquierda Revolucionario (MIR), fue detenido por agentes de la Dirección de Inteligencia Nacional DINA, el día 30 de julio de 1974, aproximadamente a las 23:30 horas, en su domicilio situado en la calle Escanilla N°661, en la actual comuna de Independencia.
Ese día Alfonso Chanfreau se encontraba en su hogar junto a su esposa, Erika Cecilia Hennings Cepeda, y a la pequeña hija de ambos, de nombre Natalia. De súbito, una gran cantidad de agentes armados y vestidos de civil, luego de saltar la reja del edificio, comenzaron a golpear las puertas y ventanas del domicilio de los Chanfreau Hennings. Acto seguido, el jefe del operativo, que se hacía llamar "Capitán Manuel" y también "Capitán Mark" , pero que la investigación judicial del caso ha establecido que se trata del Oficial de Carabineros de nombre Gerardo Ernesto Godoy García, preguntó por "Alfonso René Chanfreau Oyarce" y de inmediato ingresaron alrededor de diez agentes al departamento, allanándolo minuciosamente.
Entre estos últimos, Erika Hennings pudo reconocer a Osvaldo Romo Mena, al cual ella le preguntó los motivos del operativo, respondiéndole Romo que su marido era un "carajo". Mientras registraban la vivienda, se hizo salir a Chanfreau por un momento fuera de ella; el Oficial Gerardo Godoy afirmó luego: "efectivamente era el Emilio" (nombre político que usaba Chanfreau al interior del MIR). Aparentemente, el propósito de la salida del detenido a la calle obedeció a que otro detenido, presente en el lugar, lo identificara.
A continuación, los agentes indicaron que llevaban detenido con ellos a Alfonso Chanfreau; éste, sin embargo, les pidió que llevaran a su mujer e hija a la casa de los padres de Erika Hennings, a lo cual los efectivos accedieron, trasladándolas en una camioneta Chevrolet C 10 sin patente.
Una vez en el domicilio de sus padres, Erika Hennings comunicó a su cuñada Denisse Chanfreau la detención de su marido.
Alrededor de las 8 horas del día siguiente, Denisse Chanfreau llegó a la casa de la familia de Erika Hennings, informándole a ésta última que se había comunicado con la Embajada de Francia (Chanfreau ostenta nacionalidad francesa), donde le habían ofrecido ayuda para su familia.
Sin embargo, cerca de las 09:00 horas de la mañana, se presentaron en el domicilio de la familia Hennings un grupo de agentes de la DINA, quienes expresaron que requerían a Erika Hennings para que fuera a su departamento a reconocer algunas cosas. Los agentes la hicieron subir a una camioneta de color blanco, similar al modelo en que la habían trasladado la noche anterior, y la situaron al centro del asiento. Una vez que la camioneta se puso en marcha, le informaron que la llevaban donde estaba Chanfreau, puesto que él no quería cooperar con el interrogatorio. El vehículo enfiló hacia la avenida Independencia y, al llegar a Mapocho, le ordenaron que se agachara y se pusiera cinta adhesiva scotch en los ojos; a continuación le colocaron unos anteojos. El vehículo dobló por el costado de un parque, enseguida dio unas vueltas y, finalmente, llegaron a un lugar donde la hicieron descender.
Una vez adentro del recinto, se enteró por medio de los mismos detenidos en ese lugar que se trataba del local de Londres 38, (inmueble confiscado al Partido Socialista y transformado por sus expropiadores en recinto secreto de detención y tortura). Al ingresar, unas mujeres le tomaron sus datos de identificación personal (nombre, cédula de identidad, estado civil, etc.). Luego, sin retirarle la cinta adhesiva de los ojos, le pusieron una venda. A pesar de ello, al levantar la cabeza, pudo ver a una gran cantidad de detenidos sentados en sillas que estaban dispuestas en hileras. Algunos de ellos tenían frazadas sobre sus hombros.
Erika Hennings fue sentada junto a otras mujeres detenidas. Una de ellas le habló y se identificó como María Inés Alvarado Borgel (actualmente detenida desaparecida). Luego el agente Osvaldo Romo la llevó ante su esposo en los momentos en que éste estaba siendo torturado. Al percibir Chanfreau la presencia de Erika dio gritos de desesperación; en los momentos en que ella era sacada de esa estancia, le hizo saber a su marido en voz alta que se encontraba bien, lo que irritó a Romo hasta el punto de propinarle una golpiza. Después Erika Hennings fue conducida a otra sala, donde fue brutalmente torturada. Más tarde, la condujeron a una sala donde también llevaron a Chanfreau, encontrándose ambos con la vista vendada. Pese a ello, Erika Hennings pudo percibir que su marido estaba esposado y amarrado, pues en un momento éste la abrazó y le pidió perdón por el hecho de encontrarse ella allí.
Ambos cónyuges pudieron conversar en breves intervalos y después los llevaron juntos a otra estancia, donde hablaron un rato, hasta que alguien descubrió que estaban juntos y prorrumpió en insultos.
Erika Hennings permaneció catorce días en ese lugar; durante todos los días en que ambos estuvieron en ese recinto, Chanfreau era diariamente torturado; los agentes de la DINA presumían que era poseedor de una abundante información acerca del MIR, de la que, según su esposa, carecía. Como el detenido no decía nada, llevaban a Erika Hennings a torturarla en su presencia. Después de cada una de esas sesiones, los dejaban juntos en el primer piso o en el subterráneo con el objeto de que ella convenciera a su marido de que hablara.
Encontrándose Chanfreau en Londres 38 se acercó a él Marcia Alejandra Merino Vega , con quien había tenido antes una relación sentimental, pidiéndole perdón por haberse visto obligada a entregarlo, debido a que no había podido soportar la tortura y, a cambio de su vida, debió colaborar con la DINA. En la misma situación se encontraba Luz Arce Sandoval, a quien en una oportunidad sacaron de ese recinto junto a la doctora Patricia Barceló Amado, llevándolas a un lugar donde Chanfreau fue torturado, obligando a ésta última a presenciar la tortura.
En su declaración ante el Tribunal, de fecha 7 de enero de 1990, Luz Arce informó haber sido llevada en varias oportunidades desde Londres 38 hasta la Villa Grimaldi, expresando textualmente: "en cierta ocasión, cuando me llevaban desde Villa Grimaldi a Londres 38, me suben a la camioneta y veo a una persona con las manos y las piernas abiertas tirado al fondo, casi muerto, al menos ese era su aspecto; era Alfonso Chanfreau, que había sido torturado y le habían pasado la camioneta; además, otro tipo de la DINA dice: "¿a quién llevan ahí?" y le contestan: "a Alfonso Chanfreau, le pasaron la camioneta".
Por su parte, el 5 de marzo de 1991, compareció ante el Tribunal Enrique Julio Arce Sandoval, hermano de Luz Arce, informando que durante su cautiverio en manos de la DINA en el local de Londres 38, en el mes de agosto de 1974, tuvo conocimiento de la presencia de Alfonso Chanfreau y su esposa en ese local y expresó lo siguiente: "a mí me consta que Alfonso estuvo detenido, puesto que escuché varias veces cuando lo nombraban para llevarlo a algún lugar o para torturarlo; estábamos todos sentados en la sala de las sillas y una vez nombrado pasaba ante nosotros, se sentía que subía las escalas y luego los gritos; en el silencio y la atmósfera siniestra en que nos sentábamos, se podía palpar muchas cosas que no se podían ver".
El 27 de mayo de 1991 declaró ante el Tribunal Pedro Alejandro Matta Lemoine, detenido por agentes de la DINA el 17 de mayo de 1975. En una de las partes de su declaración se refirió al diálogo que sostuvo con el detenido, Humberto Menanteaux Aceituno, encontrándose ambos en Cuatro Alamos. En aquella oportunidad, Matta le preguntó a Menanteaux la razón de éste para haber afirmado en una conferencia de prensa televisada, en la que había sido obligado a participar, que Alfonso Chanfreau estaba exiliado, respondiéndole literalmente Menanteaux: "flaco, olvídate de Poncho (Alfonso), sé que a Poncho se lo llevaron a Colonia Dignidad... yo pienso que hoy día Poncho está muerto y si no lo está, es como si lo estuviera. No creo que vayas a ver a tu amigo nunca más".
Cabe recordar que Humberto Menanteaux, miembro del Comité Central del MIR, fue detenido a fines de 1974, por la DINA y, encontrándose en esa situación, fue obligado a participar junto a otros tres dirigentes de esa organización en una declaración televisada y una conferencia de prensa, en donde llamaron a sus compañeros a deponer la lucha armada. Luego de haber continuado detenidos algunos meses en la Villa Grimaldi, separados del resto de los detenidos, fueron puestos en libertad en septiembre de 1975. Sin embargo, Menanteaux, al igual que José Carrasco Vásquez, otro de los participantes de la declaración pública, fue nuevamente detenido el 19 de noviembre de 1975. Luego en diciembre de 1975 ambos fueron encontrados muertos en las cercanías de Buin, con signos de haber sido brutalmente torturados antes de dárseles muerte.
Erika Hennings vio por última vez a su marido el martes 13 de agosto de 1974, en el local de Londres 38. En esa oportunidad, hicieron despedirse a los esposos, debido a que Alfonso Chanfreau supuestamente sería trasladado a otro recinto. Desde esa oportunidad, se perdió todo rastro de Alfonso Chanfreau Oyarce, Jorge Olivares Graindorge, Luis Julio Guajardo Zamorano, Iván Ibarra Toledo, Marcos Quiñones Lembrach, Zacarías Machuca Muñoz e Iván Moreno Fuenzalida.
Erika Hennings fue trasladada a Cuatro Alamos (recinto administrado por la DINA) el 16 de agosto de 1974 junto a otros detenidos, entre los que se contaba Muriel Dockendorf Navarrete, actualmente detenida desaparecida. El 17 de agosto de ese año se dispuso su traslado a Tres Alamos, donde permaneció hasta el 7 de noviembre de 1974, fecha en que fue expulsada a Francia.
Es preciso dejar consignado que Luz Arce Sandoval, al declarar ante el Tribunal, entregó antecedentes pormenorizados respecto a la estructura con que funcionaba la DINA. Ellos sirvieron de base para ordenar diligencias relacionadas con inculpados y se reproducen a continuación: "En esa época en Londres 38 existían tres grupos operativos dependientes de la Unidad Caupolicán que a su vez dependía de la Brigada de Inteligencia Metropolitana BIM, como jefe en ese momento vi a Moren Brito, Mayor de Ejército de la época, a él lo reemplazaba a veces Pedro Espinoza Bravo, y queda como Comandante de la BIM en noviembre del 74, estas destinaciones eran por decretos del Ejército, a su vez Caupolicán era comandado por Moren y estaba sub dividido en tres agrupaciones llamadas Aguila, Halcón y Tucán.
El grupo Aguila, era comandado por el Teniente de Ejército Miguel Krassnoff, de él dependía Osvaldo Romo, Basclay Zapata, alias el "Troglo" , del Ejército, y el Negro Paz, alias el "Pulgar"; estos son nombres reales de las personas y actualmente trabajan para el Ejército. El Grupo Halcón, era comandado por el Teniente de Carabineros Ricardo Lawrence; Tucán, era comandado por el Subteniente de Carabineros Gerardo Godoy, alias el Capitán Marcos o Capitán Manuel y otros apodos.
Purén era otra organización dentro de los mismos, dependiente de la BIM, comandado por Eduardo Iturriaga Neuman; la persona que me detiene por segunda vez, era del grupo Purén, todas las personas que estaban de guardia en la época en el Hospital Militar eran de Purén. A mí me interrogó varias veces el Mayor de Ejército, Gerardo Uldrich.
El grupo o Unidad Caupolicán, se dedicaba a las personas de izquierda, y la Unidad Purén a la D.C. Gremios y empresas, ellos investigaban en esos grupos.
No obstante tener toda su gente "ocupada", Caupolicán pedía la gente prestada a Purén.
Posteriormente Caupolicán se dedicaba sólo a la gente del MIR, pasando la izquierda al Purén.
Siempre como Director de DINA, estuvo el Coronel Manuel Contreras Sepúlveda y como su ayudante el Capitán de Ejército y Arma de Caballería, Alejandro Burgos y, como segundo ayudante, el Teniente "Cacho Acevedo".
A pesar de las múltiples acciones judiciales y administrativas y de reiteradas denuncias a organismos nacionales e internacionales, Alfonso René Chanfreau Oyarce permanece en calidad de desaparecido desde que fuera detenido por la DINA en julio de 1974.

GESTIONES JUDICIALES Y/O ADMINISTRATIVAS
El día 7 de agosto de 1974, se interpuso ante la Corte de Apelaciones de Santiago el recurso de amparo rol 886 74 en favor de Alfonso René Chanfreau Oyarce y de Erika Hennings Cepeda. El recurso demoró en ser fallado más de cuatro meses.
La dilación se originó en el hecho que, cada vez que era consultado, el Ministerio del Interior respondía solamente que Alfonso Chanfreau no había sido detenido y no entregaba información respecto de Erika Hennings.
Con fecha 9 de diciembre de 1974, por medio de Oficio confidencial N°997, esa Secretaría de Estado informó a la Corte que Erika Hennings Cepeda fue expulsada del país conforme "lo ordena el Decreto Exento N°1758 de fecha 29 de octubre de 1974".
El recurso de amparo fue rechazado con fecha 17 de diciembre de 1974, aduciendo la Corte que "de los informes recibidos se desprende que Alfonso Chanfreau Oyarce no se encuentra detenido y que el informe del Ministerio del Interior indica que Erika Hennings Cepeda fue expulsada del país".
La Corte ordenó que se remitieran los antecedentes al Juez del Crimen correspondiente, a fin que instruyera sumario por la posible comisión de un delito en contra de Alfonso Chanfreau. De este modo, con fecha 19 de noviembre de 1974, se inició ante el Tercer Juzgado del Crimen de Santiago la causa rol N°117.286.
El día 23 de diciembre de ese año, Investigaciones dio cuenta de una orden de investigar del Tribunal, indicando que diversas diligencias no han dado los resultados esperados para ubicar a Chanfreau Oyarce, por lo que "se presume que esta persona esté oculta, tratando de evadirse disimuladamente, para eludir problemas que se derivan de su actuación en el régimen anterior de gobierno".
Posteriormente, el 12 de agosto de 1975, su suegra doña Fresia Cepeda Gálvez se adhirió a la denuncia por presunta desgracia de su yerno Alfonso Chanfreau, acompañando una fotocopia de la información aparecida en el diario "El Mercurio" correspondiente al 23 de julio de 1975, que se hacía eco de artículos aparecidos en la revista argentina "LEA" y en el periódico brasileño "O'DIA". En ellos figuró una lista de 119 ciudadanos chilenos ?entre ellos Alfonso Chanfreau? que habrían muerto en el extranjero a manos de sus propios compañeros de lucha o en enfrentamientos con las Fuerzas Armadas Argentinas. Las investigaciones judiciales originadas a raíz de esa nómina, permitieron concluir que se trataba de publicaciones que imprimieron un sólo número, sin editor responsable y cuyas direcciones resultaron falsas. Por su parte, el Ministerio de Relaciones Exteriores Chileno restó importancia a esa información y puso en duda su veracidad. Los 119 nombres corresponden a personas detenidas por los servicios de seguridad y en particular por la DINA y que se encontraban desaparecidas. Con fecha 30 de abril de 1976, el Tribunal ordenó el cierre del sumario y dictó sobreseimiento temporal por no encontrarse acreditado el delito denunciado. El Fiscal de la Corte de Apelaciones, sin embargo, propuso aprobar la resolución, pero hizo presente que "nada ni nadie podrá convencer a los familiares de Alfonso Chanfreau Oyarce que no fue detenido, ni que no estuvo detenido en Londres 38".
El 30 de diciembre de 1976, la Corte de Apelaciones ordenó que se repusiera la causa al estado de sumario, disponiendo que se oficiara a la Embajada de Francia para que informara si tenía o no antecedentes relativos a la detención de Alfonso Chanfreau y de su actual paradero.
Una vez cumplida esa diligencia, el Tribunal declaró cerrado nuevamente el sumario con fecha 9 de septiembre de 1977, sobreseyendo temporalmente la causa. Esa resolución fue aprobada por la Corte de Apelaciones el 19 de octubre de 1977.
Más tarde, y con fecha 25 de noviembre de 1977, Yolanda Oyarce Carmona, tía del afectado, presentó ante el Tribunal una querella por secuestro de su sobrino Alfonso Chanfreau Oyarce, dirigida contra los agentes de seguridad que lo detuvieron. Con posterioridad, y a partir del 13 de junio de 1979, la tramitación de la causa prosiguió en manos del Ministro Servando Jordán, quien había sido designado para investigar los casos de detenidos desaparecidos del Departamento de Santiago. El Ministro ordenó una serie de diligencias al juzgado de Parral, en relación con la posible estadía de Chanfreau en Colonia Dignidad, las que no dieron resultados positivos.
El 21 de septiembre de 1979, el Ministro en Visita declaró cerrado el sumario y la Corte de Apelaciones confirmó esa resolución el 5 de noviembre de ese mismo año. El 16 de noviembre de 1979, el Ministro Jordán dictó sobreseimiento temporal y la Corte de Apelaciones confirmó esa resolución el 28 de abril de 1980.
El 17 de mayo de 1990, se solicitó la reapertura del sumario de la causa rol 117.286 del Tercer Juzgado del Crimen, fundamentándose la petición en la existencia de nuevos antecedentes y en la necesidad de llevar a cabo una serie de diligencias no cumplidas o efectuadas de modo incompleto. Se hizo presente, asimismo, que se encontraban de regreso definitivo en el país una serie de testigos presenciales de la detención de Chanfreau, entre ellos Patricia Barceló Amado y su cónyuge Erika Hennings Cepeda. El proceso fue reabierto y se decretaron todas las diligencias solicitadas. Así, en agosto y octubre de 1990 y luego en noviembre de 1991, compareció Marcia Alejandra Merino Vega para expresar que colaboró con la DINA por no tener otra alternativa, presionada física y psíquicamente para ello. Con respecto a Alfonso Chanfreau, manifestó que él se encontraba ya detenido en Londres 38 cuando ella ingresó a dicho lugar. Agregó que desconocía la forma en que desaparecieron las personas, inclusive aquellas cuyos nombres ella proporcionó a la DINA. El resto de las declaraciones de esta ex colaboradora de la DINA se refiere a la forma en que ella fue detenida y a otros pormenores de su paso por ese organismo.
El 31 de mayo de 1990, compareció la psiquiatra Patricia Barceló Amado, quien fue detenida el 20 de julio de 1974 por un grupo de la DINA comandado por Osvaldo Romo. Una vez que fue conducida al local de Londres 38, se le aproximó Alejandra Merino para relatarle que había sido una antigua novia de Alfonso Chanfreau, al cual Patricia Barceló conocía mucho. A los dos días de estar en ese recinto, escuchó el nombre de Alfonso Chanfreau cuando los guardias pasaban lista. Luego la sacaron de ese lugar sin la vista vendada y la subieron en la cabina de una camioneta, pudiendo percatarse que en la parte trasera del vehículo, que era cerrado, iban Alfonso Chanfreau y Juan Ibarra Toledo, esposados de manos y pies, con la vista vendada y tendidos en la parte de atrás. Al llegar a la esquina de Grecia con Macul, vendaron la vista de la doctora Barceló. Llegaron a una residencia donde se la mantuvo con unos prisioneros por espacio de unas cuatro horas; luego le sacaron la venda y vio que se encontraban en una casa enorme, a ella la hicieron subir unas escaleras de mármol hasta un pequeño aposento con tres sillas. Dos de ellas estaban ocupadas por Alfonso Chanfreau y Juan Ibarra Toledo. Patricia Barceló saludó a Alfonso Chanfreau, quien le dio un apretón de manos y vertió expresiones de afecto y ánimo que fueron correspondidas por la doctora. Posteriormente ésta fue trasladada a otra sala, donde un señor distinguido y de mediana edad le informó educadamente que él estaba a cargo de la destrucción del MIR mediante la DINA.
Al día siguiente, la sacaron a un patio, la sometieron a un simulacro de fusilamiento y la obligaron a presenciar la tortura de varios presos pasándoles ruedas por encima del cuerpo, entre ellos a Alfonso Chanfreau. En su carácter de médico, la obligaban a verificar las fracturas óseas que presentaban y después tuvo que continuar presenciando horribles torturas, por lo que perdió el conocimiento. El individuo educado que la había interrogado gentilmente en la víspera, le hizo firmar un documento en el que declaraba que no había sido torturada. Posteriormente, regresó al local de Londres 38 y más tarde a Cuatro Alamos, quedando presa nueve meses hasta ser expulsada del país, sin poder regresar hasta 1987.
En diciembre de 1990, acudió al Tribunal el escritor León Eugenio Gómez Arriagada, entregando un recuento detallado de su arresto el 15 de julio de 1974 y de su permanencia en recintos de la DINA. Manifestó estar seguro de la presencia de Alfonso Chanfreau en Londres 38, expresando en una parte de sus declaraciones: "Siempre supe que Alfonso Chanfreau era el más torturado, porque se suponía que era de los más importantes dirigentes del MIR, siempre llegaba en calidad de muerto de las torturas y ya había bajado muchos kilos de peso, él estaba muy delgado y de aspecto enfermo, así fue la última vez que lo vi".
Por otra parte, en el mes de junio de 1990 la Corte de Apelaciones de Santiago designó a la magistrado Gloria Olivares Godoy, en carácter de Ministro en Visita Extraordinaria, para continuar la tramitación de la causa 117.286.
Ante ella compareció el 3 de julio de 1990 otro testigo, Miguel Angel Rebolledo González, quien permaneció en el local de Londres 38 entre los días 9 y 15 de agosto de 1974. Fue intensamente torturado, pese a encontrarse, a la sazón, enfermo de tuberculosis. Durante la noche del 10 de agosto de 1974 se enteró por medio de Cristián Van Yurick, también detenido en ese lugar, que ahí se encontraban Erika Hennings y su marido Alfonso Chanfreau. El día 13 de agosto de 1974 fue sacado hacia otro recinto de detención junto a un grupo de prisioneros, entre los que iba Alfonso Chanfreau. Dos días después fue trasladado a Cuatro Alamos, donde el detenido Juan Meneses Reyes, amigo de Chanfreau, le informó que este último no venía en el grupo (Juan Meneses Reyes se encuentra desaparecido en la actualidad).
El 28 de octubre de 1990, acudió al Tribunal el dibujante técnico de Carabineros Juan Patricio Ayala Walker, quien efectuó una completa descripción del inmueble de Londres 38, y acompañó un plano del lugar.
El 29 de octubre de ese mismo año, Patricia Barceló amplió su declaración anterior, reconociendo el inmueble de Londres 38 por el plano que se le exhibe y a Osvaldo Romo por fotografías que se le mostraron. El 2 de noviembre, Miguel Angel Rebolledo González compareció ante la Ministro y reconoció el plano de Londres 38, lugar al que había acudido también en compañía de la magistrado Gloria Olivares, en la constitución personal del Tribunal en el que fuese recinto secreto de la DINA.
A partir del 8 de noviembre de 1990, empiezan a comparecer una serie de parientes y relaciones de Osvaldo Romo Mena, entregando al Tribunal antecedentes sobre su persona.
El 16 de noviembre de ese año se presentó ante la Ministro, Erika Hennings, ratificando todo lo que había señalado antes, ampliando sus declaraciones en cuanto a las torturas que le fueron infligidas junto a su marido y a las características de los aprehensores. Además, reconstituyó extensa y pormenorizadamente las características del inmueble de Londres 38, al que había acudido en la visita personal efectuada por la Ministro Olivares siendo acompañada por varios ex detenidos. Erika Hennings hizo presente que no ha vuelto a ver a su esposo desde el martes 13 de agosto de 1974, tras haber compartido con él 14 días de cautiverio en manos de la DINA.
El 17 de julio de 1991 se dictó una orden amplia de investigar y se solicitaron antecedentes a la Policía de Investigaciones acerca de Manuel Contreras Sepúlveda, Pedro Octavio Espinoza Bravo, Marcelo Moren Brito, Rolf Arno Wenderoth Pozo, Francisco Maximiliano Ferrer Lima, Miguel Krassnoff Martchenko, Ricardo Lawrence Meires, Gerardo Godoy García, Osvaldo Romo Mena, Basclay Humberto Zapata Reyes y Víctor Manuel Avilés Mejías, todos directivos, agentes o colaboradores de la DINA.
El 30 de agosto de 1991 se amplió una querella por secuestro de Alfonso Chanfreau en contra del Oficial de Carabineros, gerardo Godoy García, en base a las declaraciones formuladas por Erika Hennings y Luz Arce Sandoval. El 1° de noviembre de 1991, el Director General de Investigaciones envió una nota sobre la ubicación actual de los funcionarios de la DINA a la Ministro Olivares.
Erika Hennings, con fecha 14 de noviembre de 1991, reconoció mediante una fotocopia de un artículo de la revista "Análisis", que contenía fotos de ex agentes de la DINA, a Gerardo Godoy García como uno de los agentes que detuvo a su esposo; también reconoció a Basclay Zapata, alias "El Troglo", como a uno de los torturadores de Londres 38.
La Policía de Investigaciones, con fecha 20 de noviembre de 1991, hizo entrega a la Ministro en Visita de una vasta orden de investigar diligenciada (más de 70 páginas) en la cual concluye que tendrían responsabilidad directa en la detención y posterior desaparecimiento de la víctima, las personas individualizadas como Gerardo Godoy García, Oficial de Carabineros de Chile; Osvaldo Romo Mena, agente civil de la DINA; Marcelo Moren Brito, Coronel de Ejército; Miguel Krasnoff Martchenko, Oficial de Ejército; Basclay Zapata Reyes, Sargento de Ejército y Rolf Wenderoth Pozo, Oficial de Ejército. El informe agrega, en su parte final que "se puede deducir que efectivamente se realizó la detención de Alfonso René Chanfreau Oyarce el día 30 de julio de 1974, en horas de la noche, por personal de civil perteneciente a la Dirección de Inteligencia Nacional ?DINA?. Que permaneció por espacio de catorce (14) días detenido en Londres 38, y era sacado a Villa Grimaldi exclusivamente para ser interrogado con apremios físicos, por los precitados agentes".
El 31 de enero de 1992, se amplió la querella en contra de Italo Seccatore Gómez, militar en retiro reconocido por Patricia Barceló como el Oficial que la interrogó y obligó a presenciar torturas en un local de la DINA, y en contra de Marcia Alejandra Evelyn Merino Vega, en carácter de autor o cómplice el primero y encubridora la segunda, del secuestro de Alfonso Chanfreau.
El 9 de marzo de 1992 compareció Gerardo Godoy García, actualmente Mayor de Carabineros, para expresar que había trabajado para la DINA desde 1974. No recordaba haber arrestado a Alfonso Chanfreau ni haber tenido conocimiento que hubiera estado detenido en Londres 38, pese a que él trabajó en ese lugar, "debido al compartimentaje que existía". No obstante, recordó haber escuchado el apellido Chanfreau en el cuartel general de la DINA de la calle Belgrado.
A continuación y, ese mismo día, se efectuó un careo entre Gerardo Godoy y Erika Hennings y Gerardo Godoy y Luz Arce. La primera reconoció totalmente a esta persona como la que detuvo a su marido, preguntando por su nombre completo al irrumpir en su domicilio. Asimismo, Erika Hennings recordó que fue visitada en Cuatro Alamos por Gerardo Godoy, quien también sostuvo en ese lugar un diálogo con Muriel Dockendorf Navarrete (actualmente detenida desaparecida). Durante el careo, el Oficial incriminado respondió que era posible su participación en la detención de Chanfreau, pero habiéndolo ido a buscar por el nombre político que entonces él usaba.
Por su parte, Luz Arce, careada con Gerardo Godoy, expresó que éste comandaba el grupo "Tucán" de la DINA. Debido a su labor de informante de esa organización y a las características físicas que le dieron sobre el aprehensor de Chanfreau, concluye que se trata de Gerardo Godoy. Este último responde que era posible que hubiese participado en la detención de Chanfreau. Acto seguido, se practicó un careo entre Miguel Angel Rebolledo y Gerardo Godoy, expresando el primero que la participación de Godoy consistió en detenerlo en su casa y posteriormente sacarlo con el grupo en el que también fue trasladado Alfonso Chanfreau. Gerardo Godoy no recordó haber detenido a Rebolledo, pero declaró que era factible que lo hubiera hecho, según órdenes emanadas del Mayor Moren.
El 25 de marzo de 1992 compareció Italo Seccatore Gómez, quien negó haber pertenecido alguna vez a la DINA y haber interrogado a prisioneros. Su labor en el Ejército consistió en efectuar cursos de análisis de sistemas, post grados en ingeniería nuclear, labores de informática, etc.
El 25 de marzo de 1992 Gerardo Godoy negó conocer la estructura interna de la DINA y, al exhibírsele la fotografía de Alfonso Chanfreau, negó conocerlo. Ese mismo día 25 de marzo de 1992 acudió a la presencia judicial Marcelo Moren Brito, para declarar que su trabajo en la DINA consistió exclusivamente en el análisis y manejo de la documentación de inteligencia.
El 2 de abril de 1992 compareció Ciro Torré Sáez, Teniente Coronel de Carabineros en retiro, para declarar que efectuó diversas labores de instalación para la DINA, tales como atender equipos eléctricos, de gasfitería, carpintería, etc. En consecuencia, visitó los locales de esa organización, pero no estableció contacto con los detenidos.
El 6 de abril de 1992 acudió ante la Ministro, Nibaldo Jiménez Santibáñez, destinado por Investigaciones a la DINA en 1974; en tal carácter conoció a diversos agentes de ese organismo, pero no aportó información útil al proceso.
Con fecha 23 de abril de 1992 declara Ricardo Víctor Lawrence Mires, señalando que llega a la DINA a fines de 1973, enviado en Comisión de Servicio por Carabineros. Señala haber pertenecido al grupo "Aguila" de la DINA y que su superior quien a su vez coordinaba el trabajo de todos los grupos metropolitano era Marcelo Moren Brito. Expresa que formaban "Aguila": un Suboficial de apellido Acevedo, que falleció; el Sargento Hermosilla, que era de la Armada y un Coronel Espinoza, que era de Carabineros.
El 30 de junio de 1992 declara Rolf Gonzalo Wenderoth Pozo, Coronel de Ejército en retiro. Dice que llegó a la DINA los últimos 10 días de diciembre de 1974. Su labor era ser jefe de Análisis y Plana Mayor de la Brigada de Inteligencia Metropolitana, BIM. Permaneció en la DINA hasta octubre de 1977, fecha en que regresó al Ejército. Agrega en su declaración que con él trabajaron: Eugenio Fieldhouse Chávez, lo describe como "mi segundo hombre" y tenía grado de Oficial. También trabajó un carabinero de apellido Barra. Después trabajaron con él, Luz Arce, Alejandra Merino Vega y Alicia Gómez y un Suboficial de Ejército de nombre Sergio Iván Cofré. Señala que su labor nunca fue operativa, que él no detuvo personas y que le correspondía analizar la información que se iba obteniendo de los detenidos mediante interrogatorios a que les sometían las agrupaciones.
El 4 de agosto de 1992 declara, luego de haber sido requerido durante mucho tiempo, Basclay Zapata Reyes, alias el "Troglo". Señala que: "En DINA se le conocía como Ricardo y no como Troglo. Que era un conductor y no operativo. El año 1973 llegó a trabajar a la Brigada Caupolicán, a cargo de Marcelo Moren Brito". Pese a negar reiteradamente que no era agente operativo, sino que sólo un conductor, expone: "sólo apoyé operaciones de detenciones a las órdenes del Teniente Gerardo Godoy García,'cachete chico'; del Teniente Ricardo Lawrence Mires, apodado 'cachete grande' y del Teniente Miguel Krassnoff Martchenko. Nunca interrogué ni torturé a nadie. Nunca llevé a nadie a Londres 38. No conozco ni conocí a Osvaldo Romo Mena ni a nadie que se le apodara así".
Dos días después, el 6 de agosto, Basclay Zapata es careado con Luz Arce Sandoval y con Erika Hennings, en el careo niega que su apodo fuera "El Troglo" y dice no conocer a Romo Mena. Declara que Londres 38 sería un casino y que él era logístico y no operativo.
Basclay Zapata Reyes es careado en los días siguientes con ex detenidos, y con el agente Mario Aguilera Salazar y con Nibaldo Jiménez Santibáñez. En este interrogatorio reconoce haber pertenecido a la Brigada Caupolicán desde mayo de 1974. En el careo, Zapata cambia su versión sobre Romo, reconociendo lo que Jiménez declara, que es que Romo se fue a ofrecer a Investigaciones y que el entonces Director de Investigaciones, General Baeza, lo transfirió a la DINA.
Otro agente que también declara el 7 de agosto, Gerardo Godoy, reconoce haber sido jefe del grupo Tucán desde octubre de 1974 hasta fines de 1975, y que las detenciones realizadas por él deben haber ocurrido entre julio de 1974 y fines de 1975.
El 10 de agosto se realizan varios nuevos interrogatorios y careos, donde participa Basclay Zapata, careado con Luz Arce, ambos se reconocen. En otro careo con Gerardo Godoy García, reconoce haber apoyado en algunas detenciones.
En esta fecha llega Oficio 1536 del 2° Juzgado Militar, pidiendo que la Ministro Sra. Gloria Olivares se inhiba de continuar la investigación.
El 11 de agosto declara el ex detenido Milton Lee Guerrero, quien dice haber visto a Alfonso Chanfreau en "4 Alamos" el 20 de enero de 1975.
La Jueza realiza diligencia de reconstitución de la detención el 12 de agosto, en el domicilio del matrimonio Chanfreau Hennings en la calle Escanilla 661; a esa diligencia asisten los agentes Gerardo Godoy y Basclay Zapata, también se encuentra Erika Hennings.
Se entrega al Tribunal el 13 de agosto copia de testimonio del ex detenido Patricio Bustos, hecho en Roma el 20 de junio de 1977; en ese testimonio habla además de los detenidos desaparecidos Guillermo Cornejo, Mariano Turiel, Ariel Salinas A., Miguel Angel Acuña, Guillermo González de Assis y Jorge Fuentes Alarcón.
Ese mismo día declara Luis Enrique Peebles, se refiere a su traslado a Colonia Dignidad.
Entre el 14 de agosto y el 14 de septiembre de 1992 declaran 25 ex detenidos, quienes dejan constancia en el Tribunal de su calidad de testigos de la detención de Alfonso Chanfreau y de la participación de determinados agentes en los hechos investigados.
Por otra parte, el 18 de agosto declara Orlando Manzo Durán, agente encargado del recinto de detenidos de la DINA "Cuatro Alamos", quien reconoce haber estado en el mencionado recinto entre octubre de 1974 y fines de febrero de 1977.
El 16 de septiembre, la Segunda Sala de la Corte Suprema vota una orden de no innovar, la que se levanta el 22 del mismo mes.
El 17 de septiembre se presenta a declarar Miguel Krassnoff Martchenko, sin llevarse a efecto la diligencia.
El 28 de ese mes Krassnoff Martchenko es interrogado y careado con Erika Hennings y Luz Arce Sandoval, negando su participación en los hechos.
Con fecha 16 de noviembre de 1992, después de una serie de diligencias decretadas por la Jueza Olivares, es detenido el agente de la DINA Osvaldo Romo Mena. El referido agente había sido ubicado en Brasil a finales de julio de ese mismo año, país donde residía con identidad falsa. Romo fue detenido y posteriormente expulsado de ese país, y a su arribo a Chile es detenido por Investigaciones. Dentro de varias informaciones entregadas por el agente se encuentra su reconocimiento como agente de la DINA y la participación de ese organismo en su salida de Chile. La DINA no sólo lo instruyó para que abandonara el país, a raíz de que estaba siendo requerido por Tribunales que investigaban causas por detenidos desaparecidos, sino que lo proveyó de medios para su traslado, entre otros, documentos de identidad falsa para él y su grupo familiar.
Paralelamente a los avances que la Ministra Olivares lograba en el esclarecimiento de los hechos, y de las responsabilidades de la DINA en la detención y desaparición de Alfonso Chanfreau Oyarce, en noviembre de 1992 la Corte Suprema dirimiendo una contienda de competencia radicó la causa en la Justicia Militar. A diciembre de 1992, la causa se tramitaba en la 4a. Fiscalía Militar, bajo el rol Nro. 706 92, estando casi paralizada la investigación.


CNN 27 de Junio 2001

Juez francés insiste en interrogar a Kissinger sobre dictadura de Pinochet

Un juez que investiga la desaparición de cinco ciudadanos franceses en Chile durante la dictadura de Augusto Pinochet solicitó a las autoridades estadounidenses permiso para recoger el testimonio del ex secretario de estado Henry Kissinger.

Kissinger abandonó Francia el mes pasado sin responder a la citación del magistrado, y la embajada estadounidense lo disculpó diciendo que el ex funcionario tenía otras cosas que hacer, y que de todos modos la información solicitada era confidencial.

Le Loire había citado a Kissinger para que declarase sobre el presunto papel desempeñado por Estados Unidos en el asesinato de personalidades de oposición en Chile durante la dictadura instaurada por Pinochet, quien asumió el poder mediante un golpe de estado en 1973.

Un vocero de la embajada norteamericana lamentó en ese entonces que el magistrado hubiese acudido directamente al ex secretario de estado con la petición, y le recomendó acudir directamente al Departamento de Estado.

La justicia francesa dijo que en 1999 había enviado un pedido oficial a Washington, cuando el presidente era el demócrata Bill Clinton, pero que no se había recibido respuesta alguna.

El Plan Cóndor

Uno de los franceses desaparecidos, el izquierdista Jean-Yves Claudet-Fernandez, fue una de las víctimas del Plan Cóndor, según la pesquisa de Le Loire.

El juez también considera a Pinochet responsable de las desapariciones del activista Alphonse Chanfreau, del sacerdote Etienne Pesle y de Georges Klein, quien había sido asesor de Salvador Allende. Le Loire libró orden de captura contra Pinochet en 1998.
 

CNN 27 de Junio 2001

Contreras dispuesto a declarar por caso de franceses desaparecidos

El abogado de Contreras aseguró que su representado está dispuesto a declarar por exhorto en el caso de los cinco ciudadanos franceses desaparecidos entre 1973 y 1975.

Al respecto Manns recalcó que "la conducta del general Contreras ha sido la de colaborar siempre con las acciones de justicia y que también ha colaborado con otros exhortos provinientes de otros países".

El profesional dejó en claro que en este caso particular el ex uniformado no tiene ningún incoveniente de recibir al juez Billar en su lugar de detención para responder a las preguntas que sean necesarias.

Ante el hecho de que un juez extranjero como el francés Roger le Loire pida antecedentes de un caso que se trató fuera de su país, el abogado dijo que es una situación que "tendría que verla con mayor certeza". Sin embargo, aseguró que esta causa estaría enmarcada dentro del ámbito de lesa humanidad, la cual, además de no estar dispuesta en nuestro país, se encuentra sobreseída por la aplicación de la ley de amnistía.

Recordemos que los cinco franceses identificados son Alfonso Chanfrau, Juan Ives, Marie Louis Pesle, Jorge klein y Amiele Massiel, todos ellos desaparecidos entre los años 1973 y 1975.

La diligencia que será realizada por el titular del Primer Juzgado del Crimen de Santiago, Joaquín Billar, está fijada para el próximo jueves 5 de julio. Por último, el abogado Manns señaló que en el transcurso de las próximas 72 horas pedirá al juez instructor Juan Guzmán Tapia que entregue el beneficio de libertad provisional a Manuel Contreras, quien se encuentra bajo arresto domiciliario
 

El Pais 8 de Agosto 2001

Un ex agente de la DINA confirma la desaparición de presos chilenos en Colonia Dignidad

Colonia Dignidad, una finca de inmigrantes alemanes situada 400 kilómetros al sur de Santiago, fue un centro de detención en el que se hizo desaparecer a prisioneros. Osvaldo Romo, conocido como el Guatón Romo y descrito como un sádico torturador por los detenidos que estuvieron en sus manos, afirmó en una declaración judicial que la Colonia Dignidad fue un centro de detención al que eran trasladados militantes izquierdistas intermedios o de base, no de alto nivel. Con su testimonio ratificó lo negado hasta ahora ante los jueces por los altos jefes de la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA).

Según Romo, la operación en Colonia Dignidad fue dirigida por el mayor de Ejército Fernando Gómez y después por el teniente Fernando Lauriani. El ex agente entregó detalles sobre la organización de la DINA, estructurada en secciones especializadas para perseguir a cada partido izquierdista.

Romo declaró ante el juez Joaquín Billard, del Primer Juzgado del Crimen de Santiago, quien investiga la detención y desaparición de Alfonso Chanfreau, de ascendencia francesa y ex dirigente del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR), a petición del juez parisino Roger Le Loire.
 

El Mercurio 22 de Agosto 2001

Manuel Contreras se negó a declarar

El ex director de la disuelta DINA, general en retiro Manuel Contreras, se negó por segunda vez consecutiva a declarar en el marco de la investigación que lleva la justicia francesa por la desaparición de cinco ciudadanos chileno-franceses durante el gobierno militar.

Contreras fue interrogado ayer lunes en su domicilio por el juez del Primer Juzgado del Crimen, Joaquín Billard, quien de esa forma cumple un exhorto autorizado por la Corte Suprema, que envió el juez del Gran Tribunal de París, Roger Le Loire.

En 1999 Roger Le Loire inició la investigación por la desaparición y muerte del estudiante Alfonso Chanfreau, el ex sacerdote Etienne Pesle, el médico George Klein, el ingeniero químico Jean-Ybes Claudet Fernández y Marcel Amiel Baquet.
 

Primera Linea 22 de Agosto 2001

Careos entre víctimas y ex DINA de Villa Grimaldi.

Ex prisioneros que fueron torturados en los centros de reclusión de la disuelta Dirección Nacional de Inteligencia (DINA) se enfrentaron a sus agresores: Osvaldo Romo Mena, Basclay Zapata y Miguel Krassnoff Martchenko. La diligencia efectuada por la ministra Gabriela Pérez mientras subrogó al juez instructor Juan Guzmán, aportó testimonios cruciales para la investigación de las violaciones a los derechos humanos cometidas en Villa Grimaldi.

"Yo presencié las torturas de Patricio Bustos y me consta que lo hizo Marcelo Moren Brito, Miguel Krassnoff, Basclay Zapata y Tulio Pereira", señala en un escalofriante careo el ex agente de la Dina, Osvaldo Romo Mena (el Guatón Romo) al ex prisionero de Villa Grimaldi, Edwin Patricio Bustos Streeter.

El ex detenido Patricio Bustos precisa a foja 4.014 del proceso: "Reconozco a Osvaldo Romo quien me detuvo en la vía pública, trasladándome a Villa Grimaldi. Me llevaron a la casa en la Villa y a La Torre (lugar donde se aplicaban las torturas más violentas). Me torturaron Krassnoff, Zapata, Tulio Pereira, Moren Brito y Romo. Estando al interior de La Torre me desnudaron y me aplicaron el "Paud Arara" que consistía en colocarnos desnudos con las piernas y brazos amarrados y encogidas para luego poner una cañería entre ellos, y así, totalmente inmovilizados e indefensos, nos aplicaban electricidad".

Al respecto Romo confirma: "Yo formaba parte del equipo que detuvo a Bustos. Este grupo era comandando por Basclay Zapata" y añade: "Yo presencié las torturas de Patricio Bustos y me consta que lo hizo Moren Brito, Krassnoff, Zapata y Pereira".

Pero el ex prisionero refuta los dichos, señalando: "No sé la división del trabajo anterior de la DINA, lo que si me consta es que había una mezcla de funciones porque yo ví agentes que decidían las detenciones, pero a la vez también torturaban. No era tan efectiva la división de funciones de que hablan ellos. Este señor no sólo presenciaba, sino que además torturaba. Era el único torturador que le gustaba que lo vieran, incluso él me levantó la venda y me dijo si lo reconocía". La declaración de Patricio Bustos puntualiza que en una oportunidad "llegó hasta el recinto Manuel Contreras a inspeccionar el funcionamiento del centro".

Bustos indica a foja 4.016 del proceso de Guzmán: "Conozco al señor Miguel Krassnoff Martchenko. Lo he visto en dos oportunidades, una en Villa Grimaldi y otra en un careo de la ex ministra Olivares. Lo conocí cuando me torturó en Villa Grimaldi, lugar donde también torturó a mi esposa Cecilia Bottai y a Susana Beragua, Nelson Fernández, Sergio Cortés, Georgina Ocaranza, Mauricio Galaz, María Sartori, Cecilia Mazzela, entre otros". Él era parte del equipo que torturó a Guillermo González de Asis, detenido en septiembre de 1975, actualmente desaparecido.

Asimismo -agrega- integraba el equipo de responsable de Jorge Fuentes Alarcón, detenido en el marco de la Operación Cóndor en Paraguay y trasladado a Villa Grimaldi donde desapareció. También participó en las torturas del profesor Ignacio Ossa Galdames, quien murió en Villa Grimaldi y cuyo cuerpo fue abandonado en la vía pública simulando un accidente de tránsito".

Pero de acuerdo a Krassnoff los hechos son falsos "jamás tuve responsabilidades relacionadas con el detalle que menciona esta persona", y aún frente al grito desesperado de Bustos que precisa: "Usted fue el primero que me torturó. Estando presente Marcelo Moren Brito. Usted me golpeó en los oídos y por primera vez conocí lo que era la tortura". Y la respuesta del acusado es sólo un escueto "rechazo categóricamente lo expuesto por esta persona".

Patricio Bustos al repetir los mismos cargos y denuncias contra Basclay Zapata, alias El Troglo, debe conformarse con una respuesta evasiva que sólo señala: "Insisto no es efectivo lo que dice, yo nunca torturé ni detuve a nadie".
 

El testimonio de la esposa de Chanfreau

El repentino olvido también se registra en el careo que sostiene Erika Cecilia Hennings Cepeda, esposa del desaparecido dirigente del MIR Alfonso Chanfreau, con Romo Mena.

La ex detenida relata que fue sometida a sesiones de tortura por parte de Romo "recuerdo que me golpeó en los oídos conocido como el 'teléfono' además de tocar mi cuerpo".

"La señora miente, porque en esa época yo me dedicaba a la ubicación de casas de los altos dirigentes del MIR. Recuerdo que detuvieron a esta señora, Moren Brito, Krassnoff, Gerardo Godoy, Lawrence, entre otros", sentencia el procesado, quien en todo caso confirma que su labor era algo más que ubicar personas, ya que señala: "Yo solamente la llevaba cuando la pedían los jefes".

Al comparecer Erika Hennings con Krassnoff explica que él ordenó su detención después de la aprehensión de su esposo. Durante su período en manos de las fuerzas represivas, la víctima señala que estuvo el Londres 38 -otro recinto de detención de la DINA- donde fue sometida en presencia de su cónyuge a múltiples agresiones.

Para Krassnoff la realidad es distinta, pues asegura que sólo ejerció labores como analista de inteligencia y, por ello, cualquier actividad "operativa" era incompatible con su trabajo.

En el caso del careo de Katia Alexandra Reszczynski Padilla con Krassnoff se registra un notable avance en los recuerdos del acusado, quien sostiene que "efectivamente conversé con varias personas detenidas en Londres 38 identificándome con mi nombre. Mi función no tuvo nada que ver con torturas e interrogatorios. Eran una suerte de indagatoria para obtener información sobre el MIR".

El procesado enfatiza que "estuve en la Dina en mi calidad de teniente y comienzo de mi grado de capitán. Jamás escuché o recibí una orden o disposición relacionada con exterminios, muertes, torturas u otros similares".

Contradicciones internas: habla ex agente

Dentro del mismo careo participó un ex agente que sin titubear entrega datos sobre la participación de Basclay Zapata en los centros de detención de la DINA.

Samuel Enrique Fuenzalida Devia precisa que "conozco a Zapata desde la época que me trajeron desde Calama a las Rocas de Santo Domingo, a un curso de inteligencia. Lo volví a encontrar en Londres 38 y Rinconada de Maipú. En el primer lugar ambos éramos operativos. Ambos hacíamos guardia y vigilabamos a los detenidos.

En el cuartel de Villa Grimaldi realizaba funciones de guardia, ornato y a veces se me encomendaba vigilar a los detenidos".

El testimonio añade que "en Villa Grimaldi tuvimos varios jefes y el último fue Moren Brito. Basclay Zapata formaba parte del grupo que comandaba Krassnoff y además integraba Romo Mena. Era una agrupación operativa. Cuando estaba de guardia a Basclay Zapata lo veía conducir el vehículo que trasladaba a Krassnoff y a Romo. Estos eran operativos".

La respuesta de Zapata confirma en parte, pero en lo sustancial, lo dicho el ex agente: "Yo conozco a este señor y recuerdo que hacía guardia en Villa Grimaldi. Yo no hacía guardia en ese lugar. Efectivamente trasladé a Krassnoff y Romo durante mi desempeño en la Dina, pero sólo para aprovechar el vehículo y nada más. Yo no detuve, ni torturé".

Insiste en que nunca formó parte de brigadas especiales de la Dina, como Halcón, y afirma que "conocí a Krassnoff y Moren Brito como oficiales del Ejército, nada más (...) Reconozco haber estado en la DINA y en Villa Grimaldi, pero no era un operativo".

 

Primera Linea 25 de Octubre 2001

Orden internacional de captura contra Contreras y otros

El juez francés Roger Le Loire pidió la difusión mundial de esta medida a través de la Interpol. Las órdenes de captura serán remitidas en las próximas horas a la Fiscalía de París e incluyen al oficial de policía Gerardo Godoy García Paul Schaefer, al teniente coronel(r) Miguel Krasnoff Martchenko, al brigadier (r) Pedro Espinosa Bravo, y al coronel (r)Marcelo Moren Brito

La inclusión en este proceso judicial del caso del mirista Alfonso Chanfreau, hizo que el magistrado incluyera en su lista a toda la plana mayor de la disuelta DINA y de la brigada de investigación metropolitana de ese organismo represivo, la BIM.

Así las nuevas órdenes de detención están encabezadas por el ex director de ese servicio de inteligencia, Manuel Contreras, y por Paul Schaefer Schneider, líder de la ex Colonia Dignidad, enclave germano acusado de participar en múltiples violaciones a los derechos humanos.

Contreras, está bajo arresto domiciliario en Chile por la desaparición del ex gerente de CobreChuqui David Silbermann, también está reclamado por la justicia francesa por complicidad de secuestro acompañado de torturas de Claudet Fernández.

Por este último caso, el magistrado francés ha pedido igualmente la detención de Enrique Arancibia Clavel, y del coronel (r) Raul Iturriaga Neumann y el brigadier (r) José Octavio Zara Holger.

Las órdenes de arresto por presunto "secuestro acompañado de torturas" o por complicidad de este crimen, firmadas hoy por Le Loire, serán transmitidas a la Fiscalía de París.

El juez solicitó la difusión mundial de esta determinación a través de Interpol y el requerimiento será transmitido a las autoridades chilenas a través del Ministerio Justicia francés.

La medida judicial es cáracter preventivo, pero fuentes cercanas al proceso precisaron que las órdenes de arresto emitidas equivalen "virtualmente" a un procesamiento, pues con ellas podrán ser juzgados en rebeldía.

La instrucción del sumario, en la que Le Loire ya había emitido ordenes de arresto contra Pinochet, de 85 años, y otros dos militares chilenos, está prácticamente concluida, con lo cual el juicio contra todos ellos podría tener lugar el año próximo, señalaron las fuentes.

Los otros oficiales chilenos procesados

Los cinco franceses desaparecidos son Etienne Pesle (el 19 de septiembre de 1973 en Temuco), Alphonse René Chanfreau (el 30 de julio de 1974), Georges Klein (en el asalto de los golpistas al palacio de la Moneda el 11 de septiembre de 1973), Jean-Yves Claudet Fernández (1 de diciembre de 1975 en Buenos Aires en el plan Condor), y René Amiel Baquet.

En el caso de Pesle, las órdenes internacionales de arresto firmadas hoy por el juez parisino van dirigidas contra Emilio Sandoval Poo, que participó en su detención; y Andrés Pacheco Cardenas, que presuntamente era el comandante del campamento donde fue torturado.

Con respecto a Klein, el juez ha ordenado la detención del general retirado Javier Palacios Ruhmann, que supuestamente dirigió in situ el asalto a la Moneda y ordenó la captura de quienes estaban allí; Luis Ramirez Pineda, comandante del campamento de Tacna, y el oficial Rafael Ahumada Valderrama.

En el caso de Baquet, que vivía en la frontera argentino-chilena, la investigación no determinó que se tratara de un asesinato, más bien se cree que su muerte fue accidental, por lo cual se espera su sobreseimiento.

Por otra parte, el juez Le Loire sigue a la espera de una respuesta de Estados Unidos para poder tomar declaración indagatoria sobre la Operación Cóndor al ex secretario de Estado y ex consejero de seguridad nacional de la Casa Blanca, Henry Kissinger.

Varios documentos desclasificados a finales del año pasado muestran que los servicios secretos de EEUU (CIA) estaban al tanto de la existencia y los objetivos del plan Cóndor desde 1976, y varios de esos documentos estaban firmados por el propio Kissinger
 

El Mercurio 26 de Octubre 2001

Abogados de ex militares niegan jurisdicción a tribunal francés

Los militares chilenos (ex-agentes de la DINA) cuya captura fue solicitada hoy por el juez francés Roger Le Loire, que investiga la desaparición de cinco franceses durante el régimen militar chileno, dijeron que no reconocen la jurisdicción a tribunales extranjeros.

Entre los inculpados por Le Loire figura Manuel Contreras, que fue jefe de la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA), Pedro Espinoza, que fue su lugarteniente, el general en retiro Eduardo Iturriaga y Paul Schaefer, que dirigió un enclave alemán donde fueron secuestrados opositores a la dictadura.

En declaraciones a EFE, los abogados Juan Carlos Manns y José Luis Sotomayor, que defienden a algunos de los inculpados, negaron hoy las atribuciones del magistrado francés en este caso: "Nuestros defendidos no reconocen jurisdicción a la justicia francesa".Juan Carlos Manns, abogado del ex jefe de la DINA, subrayó que siempre prima el principio de la "soberanía jurídica que tiene cada país".

Agregó, además, que no hay ningún tribunal penal internacional que esté requiriendo a estas personas y que, si así fuera, Chile tendría que haber firmado y ratificado la convención que le dio nacimiento.

Por lo tanto, a su juicio, es imposible que, como han señalado fuentes judiciales en París, los imputados por "presunto secuestro con torturas", puedan ser juzgados en rebeldía.

"Si acaso fueran juzgados y procesados en rebeldía, significa que no hay un debido proceso", remarcó el abogado del ex jefe de la policía secreta de Augusto Pinochet.

José Luis Sotomayor, abogado del brigadier en retiro José Zara, coincidió con estas apreciaciones y agregó que el secuestro (desaparición) no es a su juicio un delito de lesa humanidad sino estrictamente de orden penal.

En ese contexto, reafirmó que "en este caso prima la jurisdicción de cada país y no de tribunales extranjeros".

Por el lado de los querellantes, la Agrupación de Familiares de Detenidos desaparecidos (AFDD) reaccionó con alegría ante la decisión del juez Roger Le Loire.

"Esta es una muy buena noticia y una resolución muy importante que puede contribuir a que en este país se imite ese ejemplo", dijo Viviana Díaz, presidenta de la Agrupación.

Según Díaz, se trata de crímenes contra la humanidad cometidos contra ciudadanos franceses que "no prescriben ni pueden ser amnistiados" y frente a los cuales "el Estado chileno tiene la obligación de responder".

Agregó que la resolución va a ayudar a que la Corte Suprema revierta el sobreseimiento temporal dictado contra el ex dictador Augusto Pinochet en el caso "Caravana de la Muerte" y acoja el recurso de casación interpuesto por los querellantes contra el cierre del caso.

Para la vicepresidenta del organismo, Mireya García, el dictamen del juez francés "demuestra que el derecho internacional se sigue imponiendo y que los violadores de los derechos humanos en definitiva nunca van a poder vivir tranquilos". García agregó a EFE que hay países "donde la justicia se ejerce más allá de las coyunturas políticas, de las presiones y de los acuerdos de procesos de transición".

El juez Roger Le Loire investiga desde 1998 la desaparición de los chileno-franceses Alfonso Chanfreau, Etienne Pesle, Georges Klein, Jean-Ives Claudet Fernández y René Amiel Baquet
 

 


6 de Diciembre 2010
Radio Bío Bío
“La justicia chilena es olvidadiza y con lagunas”, denuncia abogada en París
“La justicia chilena es olvidadiza y con lagunas”, denunció el lunes en París la abogada francesa Sophie Thonon, a dos días del inicio de un juicio en ausencia contra 13 militares chilenos y un argentino por la desaparición de cuatro franceses durante la dictadura chilena (1973-90).
En conferencia de prensa en presencia de familiares de las víctimas, la abogada lamentó “los medios extremadamente limitados” con que contó la justicia chilena para investigar las violaciones a los derechos humanos durante la dictadura, aunque subrayó el esfuerzo desplegado por el juez chileno Juan Guzmán que estuvo “a un paso de condenar a Augusto Pinochet estando vivo”.
“Pero todos sabemos que la justicia chilena es olvidadiza y con lagunas”, afirmó Thonon, que el miércoles será la encargada de abrir la presentación de las partes querellantes contra los 14 acusados de secuestro, tortura y desaparición de cuatro franceses ante el Tribunal de lo Criminal de París.
Georges Klein, consejero del difunto presidente chileno derrocado por el golpe militar Salvador Allende; el ex sacerdote Etienne Pesle; Alphonse Chanfreau, líder estudiantil del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) y Jean Yves Claudet Fernández, militante del MIR, fueron secuestrados entre 1973 y 1975 en Santiago, Temuco y en Buenos Aires.
Su colega William Bourdon, que representará a las familias Klein, Chanfreau y Pesle, coincidió en que los juicios llevados a cabo en “Chile han sido fragmentarios, parcelarios y sin prestar atención a la arquitectura de la represión”.
Por esa razón Bourdon subrayó el “valor simbólico e histórico de este juicio, pues será el único proceso que permitirá hacer una fotografía judicial precisa, global y casi exhaustiva del aparato represor instaurado por el general Augusto Pinochet”.
El juicio concluirá el 17 de diciembre. Ese mismo día el Tribunal presidido por el juez Pierre Kremer anunciará la sentencia
 

6 Diciembre 2010
La Nacion
Juzgan en ausencia en París a militares chilenos
Trece militares chilenos, entre los que se cuenta el ex jefe de la DINA, Manuel Contreras (en la foto), y un uniformado argentino, serán juzgados en ausencia en Francia, entre el 8 al 17 de diciembre, por la desaparición de cuatro franceses.
Georges Klein, consejero del Presidente Salvador Allende, el ex sacerdote Etienne Pesle, el dirigente del MIR, Alphonse Chanfreau, desaparecieron entre 1973 y 1975 en Chile. Jean Yves Claudet Fernández, militante del MIR, desapareció en Buenos Aires. Manuel Contreras es acusado en los cuatro casos por “secuestro acompañado de tortura y actos de barbarie”, según las actas judiciales.
Por la desaparición de Georges Klein están acusados además los generales Herman Julio Brady y Luis Joachim Ramírez Pineda y el coronel Rafael Francisco Ahumada Valderrama. En el caso de Etienne Pesle está acusado el oficial de la FACh, Emilio Sandoval Poo.
Por la desaparición de Alphonse Chanfreau están acusados el brigadier general del Ejército, Pedro Espinoza Bravo; el coronel de Carabineros, Gerardo Godoy García; los coroneles Miguel Krasnoff Matchenko y Marcelo Moren Brito y el suboficial del Ejército Basclay Humberto Zapata. En el caso de Jean Yves Claudet Fernández están acusados los generales José Octavio Zara Holger y Raúl Eduardo Iturriaga Neumann; Enrique Arancibia Clavel, agente de la DINA y el teniente coronel argentino José Osvaldo Riveiro.

17 de Diciembre 2010
AFP
Francia condena en ausencia a militares de dictadura chilena
La justicia francesa condenó el viernes en ausencia a penas de 15 años de prisión a cadena perpetua a una docena de militares y un civil chilenos y a un militar argentino por la desaparición de cuatro franceses durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-90).
El general retirado Manuel Contreras, fundador de la temible Dirección de Inteligencia Nacional (DINA), policía política del régimen, encarcelado actualmente en Chile, fue condenado a cadena perpetua por decisión del Tribunal en lo Criminal de París presidido por el juez Hervé Stephan.
A la misma pena máxima fue condenado su número dos en la jerarquía de la DINA, el general retirado Pedro Octavio Espinoza Bravo, sostuvo el magistrado al leer la sentencia que pone punto final al juicio en ausencia por la desaparición de cuatro franceses durante la dictadura pinochetista.
George Klein, Etienne Pesle y Alphonse Chanfreau desaparecieron en Chile y Jean Yves Claudet desapareció en Argentina, todos ellos entre 1973 y 1975.
El general retirado Herman Julio Brady fue condenado a 30 años de cárcel, igual que los coroneles retirados Marcelo Luis Moren Brito y Miguel Krasnoff Martchenko.
El magistrado francés reafirmó la vigencia de la orden de detención emitida por la justicia francesa en mayo de 2005 contra los militares condenados. De la lista inicial fue absuelto José Octavio Zara Holger, por fallecimiento.
En presencia de un centenar de familiares, principalmente los hijos de los cuatro desaparecidos, de ex compañeros de trabajo y de expertos legales que llegaron desde Chile, España y Francia, concluyó así un juicio en ausencia iniciado el 8 de diciembre, 12 años después de iniciada esta causa en Francia, en octubre de 1998, justo cuando Pinochet era detenido en Londres.

 

 

 


Esta pagina fue modificada el 17/07/2010

Si posee cualquier información sobre este caso,  nuevas o mejores imágenes, relatos, testimonios, etc., escribanos a info@memoriaviva.com

  Estas paginas han sido preparadas y son mantenidas por: Proyecto Internacional de Derechos Humanos - Londres © 2000 - 2013