Quienes somos ] Boletin ] Busqueda ] Pinochet en Londres ] Centros Detencion ] Complices ] Empresas ] Fallos ] Criminales ] Tortura ] Exilio ] ecomemoria ] Desaparecidos ] Ejecutados ] Testimonios ] English ]

Carlos Humberto Contreras Maluje

CEDULA DE IDENTIDAD 247.607, de Concepción ESTADO CIVIL Casado

FECHA DE NACIMIENTO 5 de diciembre de 1946

EDAD 29 años a la fecha de detención

DOMICILIO Tokio 6729, Pobl. Tokio, La Florida

PROFESIÓN Químico-farmaceutico

CARGOS REPRESENT. Regidor de la Municipalidad de Concepción. Miembro de las JJ.CC. de Chile.

El día 3 de noviembre de 1976, alrededor de las 11.30 hrs., en la calle Nataniel Cox, entre Coquimbo y Aconcagua, y poco después de haber sido atropellado por un microbus del recorrido Vivaceta, conducido por el chofer profesional Luis Rojas Reyes, de cuyas resultas quedó mal herido, Carlos Contreras Maluje fue detenido por personal de la DINA, que se identificó como tal ante el Capitán de Carabineros, don Clemente Nicolás Burgos Valenzuela, quien habiendo intentado prestar auxilio al herido, debió colaborar en el operativo de la detención, en cumplimiento a órdenes superiores vigentes a la época en estas materias.

Los aprehensores se movilizaban en un automóvil Fiat 125, patente EG-388, de las Condes, que en definitiva resultó pertenecer a la Dirección de Inteligencia de la Fuerza Aérea y que estaba, según declaraciones reiteradas suyas, al servicio exclusivo del jefe de dicho servicio de seguridad en dicha epoca, el actual General de Brigada Aérea e Intendente de Puerto Montt, don Jorge Ruiz Bunger.

El detenido, a pesar de su estado precario, alcanzó a gritar pidiendo auxilio, denunciando a sus aprehensores como miembros de la DINA, expresando sus calidades, nombre y apellidos, su condición de militante de las Juventudes Comunistas y de Regidor por la ciudad de Concepción, pidiendo al público comunicara los hechos a su familia, en esa ciudad, Concepción, concretamente a la Farmacia "Maluje", de propiedad de su madre, doña María Mercedes Maluje David. Quienes lo secuestraron, lo introdujeron violentamente al automóvil en que se movilizaban y se perdieron, por calle Nataniel en dirección sur.
 

Sobre estos hechos han declarado durante la tramitación del recurso de Amparo Rol 1.020-76, los siguientes testigos: 1) Clemente Nicolás Burgos Valenzuela, capitán de Carabineros, quien expuso:"...Debo decir que a mí me correspondió atender en principio el caso de Carlos Humberto Contreras Maluje. En el mes de noviembre, no recuerdo fecha exacta, en circunstancias que yo viajaba en un jeep en dirección a la 12a Comisaría de San Miguel, al llegar a Copiapó observé que había ocurrido un accidente de tránsito. Me detuve y vi que había un micro, y en el suelo, como a unos cinco o seis metros del bus, estaba tendido de espaldas un individuo, que según la gente que se había juntado allí, dijo se había lanzado al micro y éste lo había atropellado. La cabeza le sangraba mucho".

Por el gentío, dejé el jeep a unos 40 metros de distancia y cuando me acerqué a mirarlo le oí perfectamente que decía que "era ex regidor comunista de Concepción" y que le avisaran a su familia Maluje, que tenía farmacia en Concepción. Después de esto caminé hacia el jeep con el fin de pedir la ambulancia y comunicar a la Central de Radio lo que estaba ocurriendo, ya que el sector no era de mi jurisdicción. En esos instantes en que yo daba cuenta a la superioridad llego un auto Fiat 125, en este momento no recuerdo su patente, del cual se bajaron cuatro individuos de civil, quienes me exhibieron una tarjeta de DINA y a la vez me manifestaron que eran funcionarios de DINA y que ellos venían persiguiendo a este individuo, es decir, Contreras Maluje. Además, cuando me acerqué al accidentado Contreras, éste gritaba que venía arrancando de personal de la DINA. De acuerdo a la normas generales de procedimiento dentro del servicio con el personal del Servicio de Inteligencia, cuando ellos toman el procedimiento nosotros nos retiramos".

"...Los acontecimientos que he relatado precedentemente deje constancia de mi puño y letra en un libro de la Guardia de la 6a Comisaria el mismo día, inmediatamente terminado el procedimiento respectivo...".
 

2) A fs. 77 del mencionado Recurso depuso Jaime Osvaldo Ubilla Ubilla, capitán de Carabineros, quien en parte de su declaración señaló: "...Recuerdo que el Capitán Burgos me manifestó que en la oportunidad en que se encontraba tomando el procedimiento a que he hecho referencia anteriormente, se presentó personal de la DINA que se identificaron ante él y que se llevaron al lesionado...".
 

3) A fs.79 comparece don Luis Rojas Reyes, chofer, quien señala: "...El día 3 de noviembre del año pasado yo conducía la microbus del recorrido Vivaceta-Matadero No 20 y en Nataniel entre Coquimbo y Aconcagua se lanzó al paso del vehículo un hombre de más de treinta años. Felizmente, alcancé a frenar, pero se pegó en la parte trasera de la máquina en la cabeza. Me detuve y como detrás del microbus venía un jeep de Carabineros, de él se bajó un capitán de apellido Burgos el que miró al lesionado.. El capitán estaba mirando al herido cuando llegó un auto Fiat 125, color celeste, del que se bajaron cuatro o cinco personas de civil y al parecer, no recuerdo bien, conversaron con el capitán. Los civiles del Fiat 125 recogieron al herido y lo subieron a la fuerza al auto. Digo a la fuerza porque el lesionado gritaba que no se lo llevaran y que lo dejaran morir tranquilo".

Se interpuso Recurso de Amparo, Rol 1.020-76 ante la Corte de Apelaciones de Santiago.

Los numerosos informes pedidos al Ministerio del Interior resultaron negativos, pero, en cambio, los informes pedidos a la 6a Comisaría de Santiago comprobaron el hecho de la detención y sus circunstancias.

"La patente del Fiat 125, color celeste, no la vi. Recuerdo además que el Capitan Burgos al manifestarme que este asunto no iba a parar al juzgado, me expresó que esto no era necesario, ya que en el procedimiento había intervenido personal de DINA, o de alguna sigla parecida, que no podría precisar".
 

4) A fs. 79 vta. del aludido Recurso, comparece don Claudio Jimenez Cabieres, quien senala: "El día 3 de noviembre del año pasado, alrededor del mediodía yo me encontraba trabajando en la Ferretería SICIMETAL que está ubicada en Nataniel entre Coquimbo y Aconcagua. De repente entro una persona a comprar y dijo que había ocurrido un accidente. En vista de esto salí a la vereda y vi que en el suelo había tendido un hombre de unos treinta años de edad mas o menos, y un microbus. Este último estaba a un lado, el herido al centro y por otro lado un auto Fiat 125 color celeste. Ahí nuevamente gritó el lesionado: "Soy Carlos Contreras, avisen a la Farmacia Maluje de Concepción". El auto de inmediato partió por Nataniel en dirección al sur y Carabineros también se retiro...".
 

5) Don Luis Enrique Hasbun Fuentes, declara en causa Rol 148-77 lo siguiente: "A fines del año pasado (1976) la fecha exacta no la recuerdo como asímismo la hora, el caso es que yo viajaba en un microbus del recorrido Vivaceta-Matadero por calle Nataniel hacia el sur en compañía de mi amigo Fernando Meneses Gutierrez, en los momentos en que transitábamos por dicha arteria y poco antes de llegar a la Avda. Matta, me di cuenta que de improviso salió corriendo hacia la calle un individuo, que a mi parecer, éste se lanzó a las ruedas de la micro, pero el conductor trató de equilibrarlo pero le fue imposible, impactando a dicho sujeto en la cabeza ya que de ésta le salía sangre. Después del atropello el tipo gritaba que lo salvaran escuchándole el declarante las siguientes frases: "Sálvenme de la DINA y por favor llamen a la Farmacia Estrella de Concepción", como a los 2 o 3 minutos llego al lugar un auto Fiat 125 celeste con cuatro personas en su interior, las cuales se bajaron y levantaron al herido y al subiro al auto le pegaron un golpe de puño en las costillas. Hago presente al Tribunal que estas personas andaban armadas con revólveres al cinto y con esposas, por lo que me dio la impresión de que eran detectives. Al parecer en el momento de ocurrir el accidente, había muy cerca un Carabinero, ya que de inmediato este funcionario tomó el procedimiento, pero preocupándose más del chofer que del herido".
 

6) Don Fernando Carlos Meneses Guttierrez quien declaró en el proceso anteriomente senalado, exponiendo: "A fines del año 1976 alrededor de las 12.00 horas, en circunstancias que viajaba en un microbus Vivaceta-Matadero, por calle Nataniel hacia el sur en compañía de mi amigo Luis Hasbun y poco antes de llegar a Avda. Matta, vi algo por el lado de la micro y acto seguido el conductor de ésta, hizo un viraje hacia la izquierda bruscamente y a la vez aplicaba los frenos. En ese momento yo vi a una persona que era arrojada por el impacto, cayendo poco antes de la cola de la micro, yo inmediatamente me bajé a prestar auxilio al herido, creo que fui el único y esto por cuanto tengo conocimiento de primeros auxilios, por lo que yo pedía a este sujeto que no se moviera, por cuanto sus intenciones eran de incorporarse. Yo le vi sangre por la cara, pero no podría decir de donde esta emanaba. A lo que me interroga el Tribunal podría decir que yo lo único que recuerdo que decía este sujeto era "que avisara a una farmacia de Concepción, al parecer de nombre Estrella o Concepción". Al poco rato, o mejor dicho a los 2 minutos, llegó al lugar personal de Carabineros, los cuales me dijeron que me corriera, por lo que yo me subí a la micro y al proceder a sentarme, vi que llegaba un auto. Me dio la impresión que eran detectives ya que se veían bien presentables, en dicho vehículo viajaban como tres o cuatro personas, de las cuales se bajaron dos y tomaron al herido, el que se resistió cuando lo subían al auto, por lo que debieron tomarlo firmemente...".
 

Por otra parte, en parte No 72-102 (110-1-77) de Investigaciones dirigido al 5o Juzgado del Crimen de Mayor Cuantia de Santiago, se consigna entre otras circunstancias lo siguiente: "Cumpleme hacer presente a US que conjuntamente con al entrega al suscrito de la copia fotostática por parte del señor Luis Contreras Aburto, lo hizo también de una fotografía de su hijo, las cuales al ser exhibida con unas seis fotografías más a la persona de Luis Rojas Reyes, este reconoció entre ellas a la persona de Carlos Humberto Contreras Maluje, como la persona la cual se lanzó al microbus que él conducía y que posteriormente fue echado a un vehículo color celeste por cuatro o cinco individuos de civil. Asímismo, la persona del chofer Rojas Reyes, observó que el desconocido usaba lentes ópticos en el momento en que ocurrieron los hechos".
 

OTROS ANTECEDENTES

Entre los antecedentes probatorios del secuestro del afectado que se acumularon durante la tramitación del Recurso de Amparo Rol 1020-76 está la constancia especial de los hechos estampada por Capitán de Carabineros don Clemente Nicolás Burgos Valenzuela, de su puño y letra, en el Libro de Novedades de la Población de la 6a Comisaría de Carabineros. Textualmente se señala: "Al margen: 13.00 horas. Constancia sobre procedimiento de tránsito con participación de DINA. Constancia Acc. Transito. Oficial Servicio Capitán Clemente N Burgos Valenzuela. A las 11.30 horas en Nataniel frente al No 943 en circunstancias que el microbus patente RX-614 Providencia, conducido por Luis Rojas Reyes, 31 años, chofer, cédula de identidad 4.188.235-2, Santiago, licencia clase A 51.399, Santiago, domicilio Sta. Teresa 1548, Pob. Nogales, transitaba por Nataniel de norte a sur, al llegar a Aconcagua, a unos 30 metros de la esquina, el peatón que dijo llamarse Carlos Contreras Maluje, se lanzó a las ruedas del microbus, resultando con lesiones en la cabeza a raíz del atropello. Al llegar el suscrito al lugar, se encontraba tendido de cúbito abdominal, por lo que se solicitó por intermedio de la Central Carrera, ambulancia y personal de la 6a Comisaria. Antes de que estos llegaran al lugar, llegó el automóvil patente EG-388 Santiago, Fiat 125, color celeste, bajándose cuatro personas que dijeron ser de DINA y sin identificarse, tomaron al individuo y lo subieron violentamente al vehículo llevándoselo del lugar. Mientras estuvo en el suelo, el individuo que dijo llamarse Carlos Contreras Maluje, gritó que era ex-Regidor comunista de Concepción y que había intentado suicidarse porque había estado detenido en DINA y que se había fugado, donde lo habían flagelado. A los 3 minutos llegó el personal de DINA, a los cuales el lesionado reconoció diciendo, "son ellos los de DINA, no dejen que me lleven de nuevo y avisen a mis familiares a la Farmacia Maluje de Concepción".
 

"Testigos fueron los pasajeros del bus, Marta Donoso Alarcon, c. identidad 21.657.714, Santiago, domiciliada en 10 de Julio 1212 e Irene Díaz, c. identidad 2.605.607, Santiago, domiciliada en El Molino 1866, Vivaceta. De este hecho el suscrito dio cuenta telefónica a la Pregesant. Cap. Sr. Robinson Medina Galaz, quien previa consulta al Sr Prefecto 2o Jefe, Crl. Sr. Martinez, dispuso que se detuviera al conductor del microbus, se pusiera a disposición del 2o Juzgado Militar por lesiones al parecer menos graves en atropello, se dejara en libertad provisional y se diera cuenta por oficio reservado a la jefatura. En el parte al Tribunal NO DEBIA MENCIONARSE A DINA. Se le entregó el procedimiento al Cap. Sr. Jaime Ubilla.

El conductor siguió su recorrido, Santiago, 3 de noviembre de 1976. Fdo. Clemente Borjas Valenzuela, Cap. de Carabineros".
 

ACCIONES LEGALES

mitación del Amparo como en las causas seguidas ante Fiscalía Militar y ante el 5o Juzgado del Crimen de Mayor Cuantia, se puede señalar:

1. Las declaraciones de varios oficiales de Carabineros, pero en especial las del Capitán de dicho Cuerpo, don Clemente Nicolás Burgos Valenzuela.

2. Los informes de Carabineros que conformaban las denuncias del Amparo.

3. Declaraciones de los testigos civiles Claudio Ernesto Jiménez Cabieres, Luis Rojas Reyes, Irene Díaz, Luis Enrique Hasbún Fuentes. Fernando Meneses.
 

La Corte de Apelaciones de Santiago dio lugar, por mayoría de votos, en forma excepcional, al Recurso de Amparo y ordenó que el Ministerio del Interior procediera a poner en libertad a Carlos Humberto Contreras Maluje.

Una vez que el Ministerio del Interior, respondiendo a la Corte de Apelaciones de Santiago, le contestara que no podía poner en libertad a Carlos Humberto Contreras Maluje, la Corte reunida en pleno, ordenó elevar los antecedentes a la Corte Suprema, dado que se trataba de un asunto de tanta relevancia, en que está implícito el problema de la facultad de "imperio" que solamente podía ser manejado por dicho alto Tribunal.
 

La Corte Suprema dispuso una curiosa medida; devolver la causa a la Corte de Apelaciones para que prosiguiera, a través de la Sala Falladora, la Quinta Sala, las diligencias del cumplimiento de la sentencia que acogió el Amparo de fecha 31 de enero de 1977.
 

Las pruebas producidas en el Amparo se vieron reforzadas por un documento aún más convincente que los anteriormente agregados a los autos. En efecto, en un libro especial, llevado por la Sexta Comisaría de Carabineros de Santiago, llamado el Libro de Novedades de la Población, el Capitán de Carabineros don Clemente Nicolás Burgos Valenzuela estampó el día 3 de noviembre de 1976 una relación circunstanciada de los hechos relativos al secuestro de Contreras Muluje (Transcrita anteriormente, en el acápite de los hechos).

Elevados de nuevo los antecedentes por la Quinta Sala de la Corte de Apelaciones a la Corte Suprema, ésta en un simple oficio formó un expediente de "asuntos administrativos", eludiendo lo que la parte recurrente le pidió, que era que le representara al Poder Ejecutivo que el fallo debía ser cumplido.

Restaba, en todo caso, que de acuerdo al Art. 311 del Código de Procedimiento Penal, el Ministerio Público dedujera querella contra él o los autores del abuso, dentro del plazo legal (10 días). Luego de numerosas vicisitudes, que incluyeron hasta un Recurso de Queja acogido por la Corte Suprema, la Fiscal de la Corte de Apelaciones de Santiago, doña Leticia Contreras Squella formuló denuncia ante el Juzgado de Aviación de Santiago, en contra de DINA, actual CNI, DIFA y SICAR, por los delitos de arresto ilegal y secuestro de Carlos Humbert Contreras Maluje.
 

Aparte del Recurso de Amparo, el padre del amparado interpuso ante el Segundo Juzgado Militar de Santiago, algunas peticiones de las autorizadas por el Código de Justicia Militar a los civiles y particulares, dado que, a raíz del atropello del amparado, se pasó por la Comisaría de Carabineros un parte policial en contra del chofer o conductor del microbus Luis Rojas Reyes, por lesiones al parecer menos graves en atropello. Esta causa fue ingresada ante dicho Juzgado y la Fiscalía Militar y de Carabineros con el número 2.641-76.

Y, por su parte, la cónyuge de Carlos Humberto Contreras Maluje, doña María Adriana Pablos Torres, interpuso querella por secuestro ante el 5o Juzgado del Crimen de Santiago, causa que roló con el No 103.372.
 

En la práctica, se seguía la causa 148-77 en contra de Luis Rojas Reyes por presunta desgracia de Carlos Humberto Contreras Maluje, a la cual se han acumulado los procesos roles 1.020-76 sobre Amparo, la causa sobre secuestro del 5o Juzgado del Crimen y la causa sobre lesiones al parecer en atropello que se seguía ante el 2o Juzgado Militar.
 

Esta causa No 148-77 se sigue ante el Juzgado de Aviación, por declaración de incompetencia del Juzgado Militar y del 5o Juzgado Criminal y en ella interviene, también, la Corte Marcial de Justicia.

Con fecha 5 de julio de 1978 se decreto sobreseimiento temporal en la causa por "no estar suficientemente acreditada la perpretación del delito denunciado".
 

La defensa del detenido ha presentado apelación ante la Corte Marcial, la que se encuentra pendiente.


 

Primera Linea 19 de Julio de 2001
Encuentran nuevas Osamentas en Fuerte Arteaga
La ministra en visita Amanda Valdovinos confirmó que restos óseos humanos, correspondientes a tres personas, fueron encontrados al interior del Regimiento del Ejército Justo Arteaga, de Colina. La diligencia corresponde a lo ordenado por la Corte Suprema luego de recibir el informe de la Mesa de diálogo que concluyó en enero y que, según los antecedentes entregados por las Fuerzas Armadas, en ese recinto militar estarían sepultados los restos de unas 20 personas.
Caucoto: "Son del Comando Conjunto"
El abogado Nelson Caucoto dijo a La Voz que todos los restos que puedan ser ubicados en el sector de Colina corresponden a víctimas del denominado Comando Conjunto.
Según el Informe Rettig, algunas de las personas desaparecidas son Humberto Fuentes Rodríguez, Luis Moraga Cruz, Ricardo Weibel Navarrete (identificado), Ignacio González Espinoza (identificado), Miguel Rodríguez Gallardo, Nicomedes Toro Bravo, José Sagredo Pacheco, Carlos Contreras Maluje, Juan René Orellana, Luis Emilio Maturana y Juan Gianelli Company, Fernando Navarro Allendes, Horacio Cepeda Marinkovic, Lincoyán Berrios Cataldo, Juan Fernando Ortiz Letelier, Waldo Pizarro Molina, Héctor Veliz Ramírez, Luis Lazo Santander y Reinalda Pereira Plaza, entre otros.
Por esto, el profesional considera "poco eficiente" el sistema de designación de jueces especiales que realizó la Corte Suprema a petición del gobierno. "El sistema ha provocado confusión, porque sin duda que se avanza más con un ministro a cargo de casos específicos".
 


24 de Noviembre 2004 La Nacion

Justicia toca al Comando Conjunto

El caso Comando Conjunto, una agrupación de agentes del Estado y civiles de ultraderecha coordinada por los cuatro organismos de inteligencia de las Fuerzas Armadas y que operó entre 1975 y 1976, entró en su fase final. Es, tal vez, uno de los procesos emblemáticos de violaciones de los derechos humanos por la ferocidad que hubo contra las víctimas (cerca de 70) y porque es el único caso en que participan todas las ramas castrenses, aunque las más involucradas sean la FACH y Carabineros. De hecho, algunos de sus integrantes en los años ’80 se sumaron a la Dicomcar.

La jueza con dedicación exclusiva del Tercer Juzgado del Crimen de Santiago para investigar los delitos cometidos por este organismo represivo, Graciela Gómez, dictó en los últimos días las primeras acusaciones en contra de sus agentes, los responsables del secuestro de Carlos Contreras Maluje, hijo del primer intendente de la UP en la provincia de Concepción, ex regidor por la comuna de Concepción y dirigente del Partido Comunista.

Se trata de uno de los cuatro episodios que dividen este proceso, pero es el más simbólico, porque los hechos que rodearon el secuestro del militante de izquierda dejaron al descubierto los actos cometidos por el CC y provocaron la inmediata disolución del organismo represivo.

Nombres

Como autores intelectuales del plagio fueron acusados el general (R) FACH Freddy Enrique Ruiz Bunger y el coronel (R) de la misma institución Juan Francisco Saavedra Loyola. En tanto, como autores materiales fueron acusados Alejandro Sáez Mardones (que actualmente cumple condena por el caso degollados), Jorge Cobos Manríquez (alias ‘Kiko’ y teniente (R) de la FACH), Daniel Guimpert Corvalán (teniente en retiro de la Armada), César Palma Ramírez (alias ‘Fifo’, un civil ex Patria y Libertad y mencionado en al menos 15 asesinatos) y Manuel Muñoz Gamboa (alias ‘Lolo’, mayor en retiro de Carabineros que también fue condenado en el caso degollados).

Ruiz Bunger estaba a cargo de Inteligencia de la FACH y era un hombre de confianza del entonces comandante en jefe de la Aviación e integrante de la Junta Militar, general Gustavo Leigh, a quien acompañó cuando a éste lo destituyó el general Augusto Pinochet en 1978.

Los hechos

En su resolución, la jueza Gómez llega a la convicción de que los agentes secuestraron a Contreras Maluje y, tras torturarlo, lo utilizaron para montar un operativo donde pretendían capturar a otros militantes comunistas.

El 2 de noviembre de 1976, tras obtener el dato, proporcionado por otro detenido bajo tortura, los agentes lo interceptaron en calle Nataniel y, por la fuerza, lo llevan al centro de detención denominado La Firma (ubicado en calle Dieciocho, donde antes funcionaban las oficinas del diario Clarín).

Tras someterlo a apremios ilegítimos, el ex regidor ofrece llevar a los agentes a un lugar donde podrían apresar a otro militante comunista. Pero los planes de Contreras Maluje eran otros. Según se estableció, al día siguiente el CC montó un operativo en calle Nataniel.

Al llegar al lugar, afirma la jueza, Contreras Maluje “logra eludir a sus vigilantes y se lanza al paso de un vehículo de locomoción colectiva que transitaba en dirección al sur, por calle Nataniel, quedando lesionado a consecuencia del impacto, sin perjuicio de lo cual solicita ayuda a los transeúntes y a un funcionario de Carabineros”. Dijo estar secuestrado, pero los funcionarios no pudieron hacer nada porque apareció un vehículo patente EG-588, que, posteriormente se acredito, pertenecía a la FACH, de uso exclusivo de Ruiz Bunger, jefe de Inteligencia de la Fach. Sus ocupantes se indetificaron como agentes de la DINA. De Contreras Maluje no se supo más.

30 de Noviembre 2005 La Nacion

Condenan a siete ex integrantes del Comando Conjunto

El ministro Juan Fuentes Belmar condenó hoy a diversas penas a siete ex miembros del Comando Conjunto responsables de la desaparición, en noviembre de 1976, del dirigente comunista Carlos Contreras Maluje, informaron fuentes judiciales.

En su resolución, el magistrado no aplicó la Ley de Amnistía dictada en 1978 por el ex dictador Augusto Pinochet, pero sí la prescripción gradual de la pena, tomando como fecha de fin del secuestro calificado el 11 de marzo de 1990, fecha del retorno de la democracia.

Las condenas, de primera instancia, afectan a cuatro oficiales retirados de la Fuerza Aérea (FACH), un ex miembro de la Marina y dos de Carabineros, integrantes de esta agrupación de agentes del Estado y civiles de ultraderecha coordinada por los cuatro organismos de inteligencia de las Fuerzas Armadas y que operó entre 1975 y 1976.

El juez condenó a tres años de prisión remitida (en libertad) al director del Servicio de Inteligencia de la FACH, Freddy Ruiz Bunger, al coronel Juan Saavedra Loyola, al oficial de la Marina Daniel Guimpert y al ex oficial de Carabineros Manuel Muñoz Gamboa.

La misma condena, pero con reclusión nocturna, al ex integrante de la FACH César Palma Ramírez y al policía retirado Alejandro Sáez Mardones, quien desde agosto de 2003 cumple en prisión otra sentencia por violaciones a los derechos humanos.

En ese sentido, también condenó a tres años y un día de presidio al ex capitán de la FACH Jorge Cobos Manríquez.

Fuentes Belmar por último, desestimó una demanda civil contra el Estado presentada por el abogado de la familia de la víctima, Nelson Caucoto.

El de Carlos Contreras Maluje fue uno de los pocos casos en que la Corte de Apelaciones de la época acogió un recurso de amparo presentado por su familia tras su detención.

El 2 de noviembre de 1976, Contreras Maluje, entonces de 29 años de edad, ex regidor de Concepción, y de profesión químico farmacéutico, fue detenido por agentes del Comando Conjunto y trasladado al recinto denominado "La Firma" (ubicado en calle Dieciocho, donde antes funcionaban las oficinas del diario Clarín) donde fue torturado.

Posteriormente, según el Informe Rettig, el dirigente fue trasladado por los agentes a un lugar donde supuestamente Contreras haría un contacto, en calle Nataniel, ocasión en que se arrojó a las ruedas de una micro gritando su nombre y su situación de secuestro.

Inmediatamente, los agentes lo trasladaron nuevamente al recinto de "La Firma" y lo ejecutaron esa misma noche en un camino cercano a Santiago, en donde sus restos fueron enterrados clandestinamente sin que hasta ahora hayan sido encontrados.

2 de Agosto 2006 La Nación
Contreras Maluje: Corte aumentó condena de Comando Conjunto
Con votación dividida la Segunda Sala de la Corte de Apelaciones resolvió ayer aumentar las condenas dictadas contra los miembros del Comando Conjunto en su calidad de autores del secuestro calificado del militante del Partido Comunista, Carlos Contreras Maluje.
El tribunal de alzada elevó la sentencia de tres años con remisión condicional de la pena a cinco años y un día de presidio sin beneficios para el general
(R) de brigada aérea Freddy Ruiz Bunger, el coronel (R) Juan Saavedra Loyola, el capitán de fragata (R) Daniel Guimper, y los oficiales Fach Manuel Muñoz Gamboa y César Palma Ramírez.
El fallo de primera instancia lo dictó el ministro de fuero Juan Eduardo Fuentes, quien otorgó a todos el beneficio de la prescripción gradual de la pena, excepto a Palma a quien mantuvo con reclusión nocturna.
La sala además confirmó la condena a Jorge Cobos, quien cumplía tres años y un día de cárcel. Con este dictamen la Corte ratificó la tesis del secuestro como un delito permanente en casos de derechos humanos.
La sala estuvo integrada por los ministros Sonia Araneda, Jorge Zepeda y el abogado Emilio Pfeffer. El voto disidente fue de este último, quien estuvo por recalificar el delito de secuestro calificado por el de homicidio calificado.
Esto, porque estimó que el sistema procesal penal actual no exige que la muerte de una persona sea probada únicamente con la aparición de sus restos, “más aún si desde la fecha en que se ignora su paradero han pasado casi 30 años”.
Contreras Maluje fue detenido en noviembre de 1976 por agentes de seguridad, quienes lo trasladaron hasta el recinto “La Firma”, donde fue interrogado y torturado, desconociéndose hasta hoy su paradero.
En lo civil, la sala confirmó lo resuelto por el tribunal de primera instancia, el que negó a la familia de la víctima la indemnización que solicitaba. En esta ocasión el voto en contra fue del ministro Zepeda, quien sostuvo que las reparaciones económicas están incluidas en los tratados internacionales de derechos humanos

11 de Marzo 2008 La Nacion

DD.HH: ex represor fue detenido en casa rodante

Escondido en una casa rodante al interior de un fundo ubicado en la comuna de Freire, en la Región de la Araucanía, fue capturado el ex agente represor civil de la Fuerza Aérea, Cesar Palma Ramírez, para cumplir condena en el caso del secuestro del militante comunista Carlos Contreras Maluje.

Personal de la Brigada de Derechos Humanos de la Policía de Investigaciones ejecutó el operativo para lograr el cumplimiento de la condena a 3 años y un día de prisión ratificada en su contra por la Corte Suprema en noviembre de 2007.

Palma Ramírez perteneció al grupo extremista de derecha durante el gobierno de Salvador Allende “Patria y Libertad” y luego se integró como agente civil a la Fuerza Aérea de Chile (FACH) como miembro del Comando Conjunto, grupo con el que cometió el delito por el qu era buscado.

El prefecto de Jefatura Nacional de Delitos contra Derechos Humanos, José Luis Cabión, comentó que el ex represor “se fugó hace aproximadamente un mes y medio” y al ser ubicado que estaba “en el interior d e una casa rodante en una parcela a 8 kilómetros al interior de la comuna de Freire”.

El efectivo descartó alguna resistencia del sujeto al encontrarse con los policías. “Fue una detención totalmente limpia como los procedimientos anteriores que hemos manejado con casos similares”, en alusión, por ejemplo, a la captura de Jorge Iturriaga Neumann.

Por el secuestro de Carlos Humberto Contreras Maluje, ex Regidor de Concepción,  también fueron condenados  el general retirado de la FACH, Freddy Ruiz Bunger, así como Juan Francisco Saavedra Loyola, Daniel Gimpert Corvalán, Manuel Muñoz Gamboa, Alejandro Sáez Mardones y Rodrigo Cobos Manríquez.

 


Fallo Corte Suprema - Contreras Maluje - 2007


 

 


Esta pagina fue modificada el 17/07/2010

Si posee cualquier información sobre este caso,  nuevas o mejores imágenes, relatos, testimonios, etc., escribanos a info@memoriaviva.com

 

  Estas paginas han sido preparadas y son mantenidas por: Proyecto Internacional de Derechos Humanos - Londres © 1996 - 2015