Quienes somos ] Boletin ] Busqueda ] Pinochet en Londres ] Centros Detencion ] Complices ] Empresas ] Fallos ] Criminales ] Tortura ] Exilio ] ecomemoria ] Desaparecidos ] Ejecutados ] Testimonios ] English ]

María Teresa Bustillos Cereceda

 Detenida-desaparecida : 9 de diciembre de 1974
Edad a la fecha de la detención : 24 años
Cédula de Identidad :
Estado civil : Soltera
Profesión u oficio : Estudiante Universitaria

María Teresa Bustillos Cereceda, 24 años de edad al momento de su desaparición, en diciembre de 1974. Estudiante del último año de la carrera de Servicio Social de la Universidad de Chile, que quedó truncada al ocurrir su detención. Hija de padres separados, actualmente fallecidos. Su madre, con quien ella vivía, sufría -cuando ella fue detenida- de una enfermedad mental incurable que la obligaba a permanecer encerrada en su casa, siendo María Teresa, la segunda de tres hermanas, quien asumió los cuidados y atención de la enferma. Su padre, al conocer la detención y desaparición de su hija, sufrió de un ataque de hemiplegia que lo dejó paralizado hasta el momento de su muerte. La difícil problemática familiar que María Teresa enfrentó y sobrellevó por varios años, no impidió su decidida entrega y compromiso en la lucha contra a injusticia y la defensa de los derechos esenciales del ser humano. Estas inquietudes eran muy fuertes en ella, la indujieron a estudiar Servicio Social y, posteriormente a buscar un cauce a estas múltiples inquietudes, a través de su ingreso a organizaciones populares. Su consecuencia con esos principios fue que la convirtieron en mujer "peligrosa" para el régimen, por ser militante del MIR, siendo víctima, como muchas otras, de la labor de aniquilamiento que los aparatos de seguridad desencadenaron contra el movimiento popular, entre los años 1974 y 1975. Por información que posteriormente entregaron ex presos políticos que estuvieron con ella en los centros de tortura, María Teresa fue detenida por efectivos de la DINA, el 10 de diciembre de 1974, en el centro de Santiago y conducida a Villa Grimaldi, donde fue sometida a las más crueles torturas y fue sacada de ese establecimiento en estado inconsciente y con hemorragia, el día 24 de ese mismo año, desconociéndose su paradero hasta hoy. Al momento de su detención, María Teresa seguía un estricto tratamiento por una úlcera estomacal, de lo que se deduce su delicado estado de salud al salir del centro de tortura. Recordar hoy a María Teresa, es recordar necesariamente su inmensa calidad humana, su entrañable ternura, comprensión hacia la problemática que la rodeaba, sus infinitas ansias de vivir y por sobre todo, su indiscutible y admirable capacidad de entrega a la causa de la justicia, de los desposeídos y en el último tiempo por la recuperación de la democracia y la libertad, sacrificando incondicionalmente su presente para lograr un futuro que iba a ser para las nuevas generaciones. Ella, fiel representante de esa generación de jóvenes que tuvo la dicha de conocer y vivir un estado de democracia y libertad, no podía aceptar de brazos cruzados la imposición por la fuerza de un régimen que es la misma negación de todos esos valores, que ella siempre defendió y fue justamente por esa consecuencia que fue víctima, como otros miles de chilenos, de este sistema que hoy esta siendo juzgado por todo el pueblo de Chile, por su responsabilidad del estado de miseria, hambre, cesantía y muerte que el país está padeciendo desde hace doce años.


8 de Agosto 2005 – La Nacion
Juez dicta 14 procesamientos por secuestros calificados en Villa Grimaldi
Un total de catorce de ex agentes del régimen militar fueron procesados por el delito de secuestro calificado, en el marco de las violaciones a los derechos humanos cometidas en el centro de detención de Villa Grimaldi, en la Región
Metropolitana.
La resolución fue adoptada este lunes por el ministro en visita Alejandro Solís, en el marco de la investigación que sustancia por la desaparición de ocho personas al interior de Villa Grimaldi entre julio y diciembre de 1974.
La lista de procesados está encabezada por los generales (R) Manuel Contreras, quien fuera el jefe de la disuelta Dirección de Inteligencia Nacional (DINA) , Hernán Ramírez Hald y César Manríquez, éste último ex subsecretario de Guerra del régimen militar.
También fueron encausados los brigadieres (R) Pedro Espinoza, Miguel Krassnoff y Fernando Laureani; los coroneles (R) Marcelo Morén Brito, Haroldo Latorre, Rolf Wenderoth y Gerardo Urrich, capitán (R) Manuel Carevic, el cabo (R) Basclay Zapata, todos del Ejército.
Asimismo, el magistrado levantó cargos contra el civil Osvaldo Romo Mena y el subteniente retirado de Gendarmería Osvaldo Manzo.
Todos fueron procesados por las desapariciones de Rodolfo Valentín González Pérez, ex conscripto FACH, Fernando Silva Camus, Anselmo Radrigán Plaza, Marcela Salinas Eithel (debe decir Marcelo Salinas Eytel), José Flores Araya, María Teresa Bustillos Cereceda, Rafael Araneda Yévenes y Jaime Robotham Bravo.
El magistrado Solís dispuso que Carevic, Ramírez Hald y Urrich quedaran en detención preventiva en el Penal Cordillera, mientras que contra el resto no decretó medidas cautelarles, en virtud de que ya gozaban de la libertad condicional o se encuentran cumpliendo condenas por otros delitos.
De acuerdo a los informes Rettig y Valech, que han documentado las violaciones a los derechos humanos cometidas en Chile, el de Villa Grimaldi –también conocido como Cuartel Terranova- fue el recinto secreto de detención y tortura más importante de la DINA.
La de este lunes es la segunda resolución de importancia en torno a la investigación por los abusos cometidos en Villa Grimaldi. Antes, el ministro Solís procesó a ocho ex militares por apremios ilegítimos contra 22 personas que estuvieron recluidas en el dicho recinto.
El mencionado dictamen también había afectado a Contreras, Morén Brito, Espinoza Bravo, Krassnoff Martchenko, Romo Mena, Zapata Reyes, Laurani Maturana, a los que también se agregaron Maximiliano Ferrer Lima y Gerardo Godoy García.
El ex jefe de la DINA, junto a Krasnoff, Moren Brito y Laureani, cumplen condenas por el secuestro calificado del militante del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) Miguel Ángel Sandoval.
 

12 de Agosto 2005 La Nacion

Caso Villa Grimaldi: Conceden libertad bajo fianza a cuatro ex militares

La Cuarta Sala de la Corte de Apelaciones de Santiago en votación unánime concedió la libertad, previo pago de 500 mil pesos, a cuatro oficiales en retiro del Ejército a quienes el ministro Alejandro Solís los procesó por el secuestro calificado de ocho disidentes al régimen militar, en el marco de la investigación del caso "Villa Grimaldi".

Se trata de los ex miembros de la disuelta DINA, generales en retiro Hernán Ramírez Hald y Cesar Manríquez; y los brigadieres en retiro Gerardo Urrich y Manuel Carevic, que desde el lunes pasado se encuentran recluidos en el Batallón de Policía Militar de Peñalolén.

El tribunal de alzada estuvo integrado por los magistrados Alfredo Pfeiffer, Humberto Provoste y la abogada integrante Ángela Radovic.

El magistrado Solís adoptó las resoluciones en bases a las desapariciones de Rodolfo González Pérez (24 julio de 1974); Fernando Silva Camus (27 noviembre de 1974); Anselmo Radrigán Plaza (12 diciembre de 1974); Marcelo Salinas Eitel (21 octubre de 1974); José Orlando Flores Araya (23 agosto de 1974); Maria Teresa Bustillos Cereceda (9 diciembre 1974); Jaime Robotham (31 diciembre de 1974); y Rafael Araneda Yévenes (12 diciembre de 1974).

28 de Septiembre 2007 La Nacion

Nueva condena por crimen en dictadura de Pinochet

El ministro en visita Alejandro Solís dictó una nueva condena en contra de ex miembros de la disuelta Dirección de Inteligencia Nacional (DINA), por su implicancia en el secuestro calificado de la militante del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR), María Teresa Bustillos Cereceda, en hechos acontecidos en diciembre de 1974.

El magistrado sentenció al ex jefe de la desaparecida DINA  general (r) Manuel Contreras Sepúlveda a 15 años de presidio; y a los brigadieres en retiro Miguel Krassnoff Martchenko, Marcelo Moren Brito y Pedro Espinoza Bravo a 10 años y un día de reclusión.

Esta es la 17 condena que dicta el ministro Solís desde que fue nombrado en octubre de 2002 para hacer cargo de investigaciones por violaciones a los Derechos Humanos cometidas entre 1973 y 1990.

La victima era militante del MIR y asistente social de la Universidad de Chile, tenia 24 años de edad, y fue detenida en su departamento de calle San Antonio, de la comuna de Santiago.

 


Fallo primera instancia - Bustillos Ceereceda - 2007

 

Fallo Corte de Apelaciones - Bustillos Cereceda - 2009

 

 

 


Esta pagina fue modificada el 17/07/2010

Si posee cualquier información sobre este caso,  nuevas o mejores imágenes, relatos, testimonios, etc., escribanos a info@memoriaviva.com

  Estas paginas han sido preparadas y son mantenidas por: Proyecto Internacional de Derechos Humanos - Londres © 1996 - 2015