Quienes somos ] Boletin ] Busqueda ] Pinochet en Londres ] Centros Detencion ] Complices ] Empresas ] Fallos ] Criminales ] Tortura ] Exilio ] ecomemoria ] Desaparecidos ] Ejecutados ] Testimonios ] English ]

Reinas - extracto

Cecilia Miguelina Bojanic Abad

Detenida-desaparecida  : 2 de octubre de 1974
Edad a la fecha de la detención  : 23 años
Cédula de Identidad    : 6.360.887 de Santiago
Estado civil    : casada
Profesión u oficio    : Secretaria, embarazada de 4 meses

Cecilia Miguelina Bojaníc Abad nació en la clínica "Madre e hijo", ubicada en calle Santa Rosa, en la cuadra 15. Fue un día lunes 7 de mayo del año 1951, un día maravilloso para nosotros, sus padres, recuerdo que llovía fuertemente, con viento y granizo…; su padre, René Andrés Bojaníc Hidalgo, trabajaba en la Farmacia Bristol en calle Providencia y yo, su mamá, Eliana Abad Vandenbroeck, era y soy dueña de casa. Vivíamos en esa época en calle Erasmo Escala 2619, casa A.
Nuestra Cecilia fu un bebé y luego una niña cariñosa, siempre alegre y muy inteligente, como lo prueban sus excelentes notas en sus años de estudios; tenía desarrollado un gusto por lo artístico, el dibujo, la pintura, el canto, e incluso un par de cuentos que escribió y que guardo en su recuerdo. Desde niña fue muy sociable, era feliz enseñando y ayudando a amigos o a niños pequeños, y participaba en catos culturales en el colegio. Trabajó en una empresa de Publicidad, luego en otra firma y finalmente en el laboratorio Sandoz. Poe esa época, ella tomaba clases de canto y terminó su último año de estudios secundarios en un liceo nocturno.
Su espíritu inquieto buscaba la forma de dar algo de sí, de ayudar al que sufre, al que no sabe, al que no tiene, comprendiendo cada injusticia y cada carencia de los más necesitados; se dedicó a enseñar y a dar apoyo a grupos de niños, creo que sólo así se sentía feliz. Fue en el colegio donde conoció a su compañero, Flavio Oyarzún Soto, en un momento en que estaba plena de vida y de deseos de entregarse a la causa de los demás. Flavio era un joven bueno, brillante y generoso y ambos se unieron en el camino del ideal común, militaban en el MIR. Su cariño fue bendecido por la llegada de su hijo Leonardo, y Cecilia dejó su trabajo para dedicarse a él. Llevaba una vida humilde, y era feliz en su sencillez.
Un año y medio después del nacimiento de su hijo, y encontrándose embarazada de cinco meses, fue detenida en su casa de calle Paraguay 1156 en la comúna de la Grnja, el día 2 de octubre de 1974. Frente a su departamento vivía una amiga suya, quién relató posteriormente que fueron cinco individuos armados los que se llevaron a mi niña y a su hijo; no le permitieron hablarle amenazándola con una pistola. Al  llevarsela, Cecilia le gritó al bajar: " Dile a mi mamá que no sé cuando vuelva, que no alcancé a lavar la ropa del niño"… Encontré al día siguiente las tazas servidas, la papa de Leonardito que no tomó, y el pan y café de la once de Cecilia…además de un gran desorden en toda la pieza. La persona que presenció estos hechos tuvo temor temor de presentarse a declarar. Sólo existe la declaración de una cuñada de mi hija mayor, que vive en Las Condes, en Plaza San Fuentes 252; en su casa se encontraba, por razones de trabajo, el marido de Cecilia, Flavio, ese día de octubre. Bien, hasta allí llegaron esos hombres con mi hija, mi niña buena, que dio el niño a Francis Walker pidiéndole que me lo entregara, pues ella no sabía cuando volvería…y seguida de dos hombres se marcharon, ella y su marido, hacia un automóvil estacionado a la vuelta de la casa, donde los hicieron entrar, se los llevaron!…¡y no he vuelto a verlos jamás! ¿Qué hice, Dios? Esto ha sido espantoso, tan amargo, que no sé en verdad cómo o por qué hemos sobrevivido, tanto buscar, suplicar, preguntar…La Vicaría de la Solidaridad nos ayudó en todo, hicimos toda clase de iligencias, en lugares y centros de detención, cárceles, Misnisterio del Interior, Sendet, Cuatro Alamos, Cruz Roja Internacional; enviamos cartas pidiendo audiencia y atención al caso a Ministros y miembros de la Junta de Gobierno, obteniendo solamente respuestas del Ministerio de Justicia, del jefe de Gabinete, del Ministro, Sr. Nicolás Vargas Villegas, y del Contraalmirante IM Sergio Huidobro Jefe del Gabinete de la Armada en la Junta de Gobierno, ambas diciendo que no tenían nada en su conocimiento sobre el desaparecimiento de mis hijos. Ha sido una búsqueda angustiosa, un dolor que los años no lograrán nunca borrar. No sé por qué fueron detenidos, amigas del colegio y personas que los conocieron sólo tenían elogios para Cecilia, sólo buenos recuerdos. Esta situación de imcertidumbre y angustia afectó profundamente a nuestra familia, causando un dolor que aún nos afecta.
Yo, mamá de Cecilia comencé las diligencias junto a la Agrupación por algunos años, pero hube de alejarme debido al resentimiento en la salud psíquica de mi hija menor, que contaba entonces con diez años. Continué haciendo diligencias esporádicas y escribiendo a organismos extranjeros solicitando apoyo a nuestro caso.
Yo condeno al régimen que ha dejado un rastro de dolor y de muerte en nuestro país, para dirigir una nación se necesita la participación de todo un pueblo, el respeto por la vida y por cada ser humano sin distinciones, se necesita trabajar por y con la verdad, con la frente en alto, con la dignidad que los que matan, los que torturan, han perdido. Como madre, y como parte de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos, no clamo por la venganza ni por la sangre de los victimarios. Sólo espero, que así como que hay Dios en el cielo, vendrá la hora de la verdad y de la ansiada justicia.

Poesías para ti

Si en el desierto un pájaro
entona canciones,
y en el crudo invierno una flor
deja de asomar,
si a esto puedo añadir
comparaciones,
ello, eres tú, mamá.

La primavera está
repleta de emociones,
en el invierno hay nieve
y el viento viene y va,
durante todo el año
mi voz de amor compone,
canciones para tí, mamá.

Y cuando el infinito
venga  aquí y entone,
palabras que contengan
tranquilidad y paz,
olvidaré mi vida
mi mundo y mis temores,
sólo te llamaré a ti

 


Actualidad:

El Mostrador 7 de Junio 2002
Jueza exclusiva procesó a Maximiliano Ferrer Lima
La titular del Cuarto Juzgado del Crimen de San Miguel, María Teresa Díaz, procesó al brigadier (r) y ex agente de la DINA Maximiliano Ferrer Lima como presunto autor del secuestro de la pareja Cecilia Bojanic Abad y Flavio Oyarzún Soto, militantes del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR).
El procesamiento contra Ferrer Lima dictado por la jueza Díaz es el primero que debe enfrentar el ex oficial en causas que llevan jueces exclusivos, aunque ya antes había sido acusado en calidad de autor por el crimen del dirigente sindical Tucapel Jiménez Alfaro.
Flavio Oyarzún y Cecilia Bojanic fueron detenidos el 2 de octubre de 1974 y llevados al centro de reclusión de la DINA ubicado en José Domingo Cañas. La mujer, que tenía 23 años al momento de ser detenida, se encontraba con cinco meses de embarazo cuando desapareció tras ser detenida en su casa, ubicada en la comuna de La Granja. La pareja tenía un hijo de un año y medio.
En los últimos días, la jueza del Cuarto Juzgado del Crimen de San Miguel también procesó al ex agente del Comando Conjunto Otto Trujillo Miranda en la causa por la desaparición de Miguel Rodríguez Gallardo, detenido el 28 de agosto de 1975.
Trujillo ya había sido encausado por otros jueces con dedicación exclusiva


Primera Linea 10 de Julio 2002
Corte de Apelaciones reduciría los plazos
Pese a que la evaluacion es positiva, en tribunales se indica que la entrada en la fase final de las investigaciones es un factor que augura que no es necesario “tanto tiempo” para seguir adelante con su quehacer. Se indica que sólo cuatro de los cinco jueces exclusivos seguiría en este rango y se sumaría un nuevo magistrado al selecto grupo.
En la recta final de su investigación, los cinco jueces con dedicación exclusiva aguardan a que el próximo lunes 22 de julio la Corte de Apelaciones de Santiago y de San Miguel se pronuncien sobre la ampliación de los plazos para seguir adelante con sus procesos sobre derechos humanos, aunque en esta oportunidad se prevé que se acoten los períodos de trabajo.
Esta es la primera vez que los tribunales de alzada analizarán el estado de los jueces especiales, luego que la Corte Suprema delegará esta responsabilidad en los superiores directos de los magistrados de turno.
A la luz de los avances de los procesos, fuentes judiciales estiman que se mantendrían cuatro de los cinco magistrados. Seguirían en carrera la titular del Noveno Juzgado del Crimen de Santiago, Raquel Lermanda; del Octavo Juzgado del Crimen de Santiago, María Ines Collin; la titular del Cuarto Juzgado del Crimen de San Miguel, María Teresa Díaz; y la titular del Primer Juzgado de Letras de San Bernardo, Cecilia Flores. Los pronósticos dicen que quedaría excluido del selecto grupo el magistrado del Décimo Juzgado del Crimen, Juan Antonio Poblete, el único del equipo que no ha procesado a nadie en sus causas y que -según las mismas fuentes- difícilmente avanzará en sus casos.
En cambio se supone que reingresará al grupo el titular del Tercer Juzgado del Crimen de Santiago, Mario Carroza, quien ya solicitó a la Corte Suprema su cambio de preferente a exclusivo. Lo mismo hizo hace algunos días el Programa de Derechos Humanos del ministerio del Interior, cuyo director Luciano Fouillioux se entrevistó con el presidente de la Corte de Apelaciones de Santiago, Carlos Cerda, solicitándole la incorporación de Carroza.
Pese al optimismo que ronda en torno a la evaluación de los magistrados, existe también la certeza que queda poco y nada por hacer en algunos procesos, antecedente que incidiría en que la prórroga sea más acotada y ya no de tres meses. La respuesta queda en manos del tribunal de alzada que fijará estos plazos en virtud al informe que entregan mensualmente los magistrados y que se profundiza al terminar su período con un documento más extenso. Se estima que de existir diligencias pendientes que sean practicables y que aporten a la investigación no habría obstáculos para la prórroga. En esa línea, cobra un rol gravitante el informe del ministro visitador de cada tribunal.

Los casos
Independiente de la resolución final de la Corte, los magistrados siguen avanzando en sus causas. Así el giro más importante es el adoptado por el Noveno Juzgado del Crimen en el denominado caso de la Academia de Guerra Aérea (AGA). La jueza Lermanda intenta desentrañar si es efectiva la versión de un ex conscripto de la Fach quien relató al Arzobispado que tres agentes trasladaron un cuerpo inerte, cubierto con bolsas, desde el subterráneo de la AGA hacia un helicóptero que lo llevo a un lugar no identificado. La información entregada en la Mesa de Diálogo indica que el destino final del cadáver habría sido el mar, y las pistas de la jueza Lermanda señalan que -preliminarmente- podría tratarse de José Luis Baeza, el único detenido desaparecido que aparece mencionado en el extenso proceso que ya totaliza las tres mil fojas. La tesis es manejada con absoluta cautela ante el temor que existan errores o se trate de otra persona.
En este caso se encuentran sometido a proceso por el homicidio de Alfonso Carreño y la desaparición de José Luis Baeza, ambos detenidos en julio de 1974, el teniente en retiro Franklin Bello Calderon, el coronel ® Ramón Cáceres Jorquera, el general ® y ex director del Servicio de Inteligencia de la Fuerza Aérea (Sifa) Edgar Cevallos Jones y el ex funcionario de Gendarmería José Aladino Cerda Córdoba. Las pesquisas efectuadas por la magistrada también han contribuido al proceso paralelo referido a sobrevivientes de la AGA, que patrocina el Codepu en el mismo tribunal, y al recurso de revisión del general ® Alberto Bachelet que sigue pendiente en la Corte Suprema.
En paralelo la magistrada avanza en el final del proceso Víctor Olea Alegría detenido desaparecido en la Venda Sexy. En este caso fueron encargados reos la plana mayor de la Dina, incluido el brigadier ® Raúl Iturriaga Neumann, Gerardo Urrich y Alejandro Molina Cisternas, oficial de Carabineros en retiro.
En otro tribunal, el Cuarto de San Miguel, la magistrada María Teresa Díaz también tiene finiquitada la investigación sobre la desaparición de Cecilia Bojanic Abad, el 2 de octubre de 1974, cuando tenía tres meses de embarazo. En el caso fue procesado Orlando Manzo Gutiérrez, ex jefe del Campo de prisioneros de 4 Alamos
Por la desaparición de Alonso Gahona, la magistrada encausó a Eduardo Cartagena Maldonado, civil de la Fach; Manuel Agustín Muñoz Gamboa, Capitán Carabinero®; Luis Palma Ramírez Fach, civil; Otto Trujillo Miranda, Fach y Fernando Patricio Zúñiga Canales también civil de la Fach.
En el Octavo Juzgado la jueza Collin ha sido toda una sorpresa para la comunidad de derechos humanos. Desde un comienzo se vislumbró a la magistrada con un perfil renuente a estos procesos, sin embargo, con el paso del tiempo hubo un giro drástico al punto de establecer que tiene el 80% resuelto en los procesos que tramita. De hecho, el único punto en contra es el caso de Oscar Rojas Cuellar, proceso que no ha podido aclarar por falta de antecedentes y se presume que se dictará próximamente el sobreseimiento.
En otro tribunal, el juzgado de Letras de San Bernardo, la magistrada Cecilia Flores destaca con su rol en el caso del Cerro Chena, pero ha registrado también avances en el caso de Jenny Barra y traspaso uno de sus procesos sobre Comando Conjunto -la muerte del militante comunista David Edison Urrutia- a manos del magistrado Carroza.
El balance de los abogados querellantes en estos procesos resulta favorable, al punto de pensar que es inminente los cierres de sumario y el inicio del período de plenario
 

20 de Diciembre 2006 La Nacion

Derechos humanos: Juez condena a Contreras a 10 años de cárcel

El ministro Juan Eduardo Fuentes dictó ayer una nueva condena contra el general (r) Manuel Contreras, como autor del secuestro calificado de los militantes del MIR Cecilia Bojanic Abad y Flavio Oyarzún Soto, detenidos en Santiago el 2 de octubre de 1974.

Por el mismo delito, el juez dictó igual pena contra el ex agente civil de la Dina Osvaldo Romo; y condenó a cuatro años sin beneficios a los ex oficiales Francisco Ferrer Lima, Marcelo Moren Brito, Miguel Krassnoff y Fernando Laureani.

El único ex Dina que obtuvo la libertad vigilada fue Orlando Manzo, quien recibió una pena de 3 años como cómplice.

En tanto, en un fallo dividido la Sexta Sala de la Corte condenó a nueve ex miembros del Comando Conjunto por "asociación ilícita genocida", por haberse organizado para perseguir y exterminar a personas que pudieren "sustentar ideología marxista", a quienes recluyeron en la Academia de Guerra Aérea.

El tribunal procesó, además, a tres miembros del organismo en calidad de coautores del delito de ilegítima privación de libertad del dirigente de la CUT, José Luis Baeza Cruces.

Sábado 14 de marzo de 2009    La Nación

Enésima condena contra “el Mamo”: Por las desapariciones de dos miristas

El enésimo fallo contra el general (R) Manuel Contreras Sepúlveda, alias “el Mamo”, dictó la Corte de Apelaciones de Santiago, esta vez por los secuestros calificados de Cecilia Bojanic Abad y Flavio Oyarzún Soto, ocurridos a partir del 2 de octubre de 1974 en la comuna de La Granja, Región Metropolitana.

Contreras Sepúlveda, ex director de la DINA, fue condenado a 10 años y un día por las detenciones y posteriores desapariciones de Bojanic y Oyarzún, militantes del MIR. La mujer, al momento de su detención, presentaba un embarazo de cinco meses.

Otros cuatro integrantes de la ex DINA, Marcelo Moren Brito, Miguel Krassnoff Martchenko, Fernando Lauriani Maturana y Francisco Ferrer Lima, fueron sentenciados a 4 años de presidio cada uno.


Fallo  Corte de Apelaciones - Cecilia Bojanic - 2009

 

Fallo Corte Suprema - Cecilia Bojanic - 2009

 


Esta pagina fue modificada el 17/07/2010

Si posee cualquier información sobre este caso,  nuevas o mejores imágenes, relatos, testimonios, etc., escribanos a info@memoriaviva.com

  Estas paginas han sido preparadas y son mantenidas por: Proyecto Internacional de Derechos Humanos - Londres © 1996 - 2015