Quienes somos ] Boletin ] Busqueda ] Pinochet en Londres ] Centros Detencion ] Complices ] Empresas ] Fallos ] Criminales ] Tortura ] Exilio ] ecomemoria ] Desaparecidos ] Ejecutados ] Testimonios ] English ]

MANUEL EDUARDO BASCUÑAN ARAVENA


Rut : 49.436 Parral
F.Nacim. : :               04 12 49, 23 años al momento de la detención
Domicilio : Balmaceda, casa 30, Población Corvi, Parral
E.Civil : Soltero
Actividad : Estudiante
C.Repres. : Militante del Partido Socialista
F.Detenc. : 24 de septiembre de 1973


Manuel Eduardo Bascuñán Aravena, soltero, estudiante del Liceo de hombres de Parral, militante del Partido Socialista, fue detenido el 24 de septiembre de 1973, a las 10:30 horas, en la calle Matucana entre Igualdad y Arturo Prat. La aprehensión la efectuaron Carabineros de la localidad de Parral, quienes lo trasladaron posteriormente a la Cárcel Pública de ese lugar, desde donde es sacado el 23 de octubre de 1973, junto a otros detenidos. Desde esa fecha se ignora su paradero.
Su padre, Manuel Bascuñán Jerez, en declaración jurada, que se encuentra incorporada en el proceso, declara: "Mi hijo fue detenido el 24 de septiembre de 1973, por efectivos de Carabineros en Matucana, entre Igualdad y Arturo Prat, aproximadamente a las 10:30 horas. Posteriormente fue conducido al Cuartel de Carabineros de Parral y luego a la Cárcel de esta localidad. Al día siguiente me dirigí al Cuartel y le llevé ropas, pero no lo pude ver, esto fue en dos oportunidades... Con fecha 26 de octubre me dirigí a la Cárcel de Parral a consultar por mi hijo, ya que por información de una persona que estuvo detenido junto a él supe que necesitaba ropa para cambiarse, en circunstancias que el día anterior le había llevado. Conversé con un funcionario de prisiones y éste me dijo que lo habían sacado y lo llevaron hacia Carabineros". "Al preguntar en Carabineros, me informó el Sargento Luis Hidalgo que mi hijo había sido dado en libertad, y me mostró al efecto una lista en la que aparecía mi hijo, como dado en libertad, pero ocurre que no llegó más a la casa hasta la fecha". El afectado había sido empleado de una de las oficinas del Partido Comunista en Parral.
Su padre efectuó gestiones ante diferentes autoridades y concurrió a la Escuela de Artillería de Linares, Cárcel de esa localidad, cárceles de Concepción y Talcahuano, recibiendo en todas partes información negativa respecto de su paradero.
Su detención, permanencia en la Cárcel de Parral y posterior entrega se encuentra acreditada en la investigación judicial y declaraciones extrajudiciales.
Es así como Marcelino Escanilla Escobar, hermano de otro detenido que desaparece en las mismas circunstancias, Claudio Escanilla Escobar, declara al respecto: "El día 22 de octubre le dieron la libertad a Romero, Bustos, González, a mi hermano Claudio, a Peñailillo, Bascuñán, Torres, Díaz "El Brasilero". De estos el único que está en Parral es González, del resto todos están desaparecidos. Mi madre Julia Escobar que iba todos los días a la Cárcel hasta última hora y se quedaba mirando entre los árboles, vio cuando los sacaron de la cárcel y siguió el vehículo corriendo hasta la Comisaría, el único que salió por la puerta fue González". Por su parte el ex detenido Juan Fuentes Gatica, en declaración jurada manifiesta que mientras permaneció detenido en la Cárcel de Parral y luego de ser incomunicado el 22 de septiembre de 1973 supo a través de otros reclusos que unos detenidos, fueron sacados de la Cárcel por patrullas Militares y de Carabineros, desconociéndose hasta el día de hoy sus paraderos. "Estando incomunicado, no recuerdo el día exacto, pude ver desde un orificio de mi celda cuando personal de Carabineros procedía a sacar desde la cárcel a todo un grupo de detenidos entre los que se encontraba Manuel Bascuñán Aravena, con quien había sido compañero de colegio".
La versión de su salida de la Cárcel de Parral se encuentra reafirmada por la respuesta del Alcaide del Presidio de Parral, Hernán Castillo C., quien informó al juez instructor de la causa que "Manuel Eduardo Aravena ingresó a este presidio el 26 de septiembre de 1973, por orden del Sr. Gobernador Departamental y egresó el 23 de octubre de 1973, por haber sido entregado a la Gobernación de esta ciudad". La Gobernación de Linares negó tener antecedentes.
Por su parte, Carabineros de la 3a. Comisaría de Parral argumentó no poder informar, debido a que la documentación de la época se encontraba incinerada.
En su declaración, el Suboficial de Carabineros Luis Alberto Hidalgo, quien a la fecha de los hechos se desempeñaba como Sargento Segundo en la 3a. Comisaría de Parral afirmó "que en esa época se detuvieron bastantes personas a raíz del pronunciamiento militar, ya sea por asuntos políticos o delitos comunes pero en estas detenciones no tuve participación alguna sino era misión exclusiva de los militares. Yo me desempeñaba como guardia del cuartel y tenía que ver con todas las personas que permanecían detenidas en dicho destacamento y me parece que existía una lista donde éstas aparecían registradas".
Finalmente según se consigna en el informe final de la Comisión Verdad y Reconciliación: "7 personas registran salida de la Cárcel Pública de Parral el día 23 de octubre de 1973, desde donde son llevadas por una patrulla de Carabineros para declarar en la Fiscalía Militar, por orden del Gobernador Departamental de Parral, según se acreditó por diversos medios ante esta Comisión. Revisado el libro de novedades de la Cárcel de Parral, por esta Comisión, pudo constatar que en él se expresa que el día 23 de octubre de 1973 "por orden del señor Gobernador Departamental..., se pone en libertad a los siguientes detenidos: José Bustos Fuentes, Claudio Escanilla Escobar, Rafael Díaz Meza, Irineo Méndez Hernández, Manuel Bascuñán Aravena, Roberto Romero Muñoz y Oscar Abdón Retamal Pérez" ... "Lo antes expresado, la reiterada ocurrencia en la región de este procedimiento y sus militancias políticas, hacen inverosímil que se les hubiera dejado en libertad".
A pesar de las indagaciones hechas por sus familiares para ubicar su paradero, hasta la fecha se ignora la suerte corrida por Manuel Eduardo Bascuñán Aravena.

GESTIONES JUDICIALES Y/O ADMINISTRATIVAS
En marzo de 1979 un grupo de Obispos chilenos efectuaron una presentación al Presidente de la Corte Suprema y al Ministro del Interior, dando cuenta de casos de Detenidos desaparecidos conocidos por la Iglesia Católica a nivel nacional. El pleno de la Corte Suprema acogió la presentación y remitió con fecha 21 de marzo de 1979 a la Corte de Apelaciones de Chillán los antecedentes a fin de que se instruyera sumario por el desaparecimiento de 11 personas, entre las que se encontraba la víctima.
Cumpliendo la resolución de la Corte Suprema, la Corte de Apelaciones de Chillán remitió los antecedentes al Juzgado de Letras de Parral, el cual instruyó sumario con fecha 5 de abril de 1979. Este proceso roló con el N?33453.
En el inicio de la investigación se citó a declarar al denunciante, Manuel Bascuñán Jerez, padre del afectado, quien entregó al Tribunal toda la información que poseía respecto al caso de su hijo.
Prosiguiendo la investigación, en el mismo mes, se ordenó oficios a Carabineros de Parral a fin de que informaran sobre su detención, posterior libertad y la ubicación del Sargento Luis Hidalgo a fin de disponer su citación. Además se ofició a la Cárcel Pública de Parral y se dio orden de investigar a la Policía Civil de Investigaciones.
La policía de Investigaciones en sus indagaciones constató que Manuel Bascuñán se encontraba registrado en la Cárcel de Parral ingresando el 26 de septiembre y trasladado el 23 de octubre de 1973 por orden de la Gobernación local, e informó que la Comisaría de Parral no contaba con libros de registros de detenidos de la época por haber sido incinerados.
Por su parte, el Alcaide del Presidio de Parral informó en los mismos términos respecto al ingreso y egreso del detenido y la 3a. Comisaría de Parral informó no poseer documentación por haber sido incinerada.
En el mes de mayo de 1979, el juez ofició a la Gobernación Provincial de Linares para que informe respecto a la entrega del detenido y se citó a través de la 4a. Comisaría de Cauquenes al carabinero Hidalgo mediante exhorto al Juzgado de Cauquenes.
Al mes siguiente se reiteraron los oficios a la Gobernación de Linares y Juzgado del Crimen de Cauquenes ante la ausencia de respuesta, reiterándoselos nuevamente en el mes de julio del mismo año.
Finalmente, el 13 de julio declaró el Suboficial de Carabineros Luis Alberto Hidalgo, expresando que no recordaba la detención de la víctima, como tampoco el haberle exhibido al padre una nómina de detenidos dejados en libertad.
En agosto de 1979, después de varias reiteraciones de oficios por parte del Tribunal, la Gobernación Provincial de Linares ésta respondió "que revisada la documentación existente proveniente de la ex Gobernación Departamental de Parral, no existe ningún antecedente relativo a la persona señalada".
El 21 de agosto de 1979 luego de 4 meses de investigación, el juez sumariante cerró el sumario y sobreseyó temporalmente la causa, resolución que fue confirmada por la Corte de Apelaciones de Chillán con fecha 30 de agosto del mismo año.


Fallo Corte Suprema - episodio Parral - 2007

 

 


Esta pagina fue modificada el 17/07/2010

Si posee cualquier información sobre este caso,  nuevas o mejores imágenes, relatos, testimonios, etc., escribanos a info@memoriaviva.com


  Estas paginas han sido preparadas y son mantenidas por: Proyecto Internacional de Derechos Humanos - Londres © 1996 - 2015