Quienes somos ] Boletin ] Busqueda ] Pinochet en Londres ] Centros Detencion ] Complices ] Empresas ] Fallos ] Criminales ] Tortura ] Exilio ] ecomemoria ] Desaparecidos ] Ejecutados ] Testimonios ] English ]

OSVALDO SEGUNDO BARRIGA GUTIERREZ

Rut : Sin información

F.Nacim. : 22-07-52, 23 años a la fecha de la detención

Domicilio : Aníbal Pinto N°0664, Loncoche

E.Civil : Soltero

Actividad : Zapatero y Estudiante de Enseñanza Media

C.Repres. : Militante Juventud Socialista

F.Detenc. : 21 de noviembre de 1975

SITUACION REPRESIVA

Osvaldo Segundo Barriga Gutiérrez, 23 años de edad, estudiante, militante socialista, fue detenido el 21 de noviembre de 1975 junto a su amigo y socio, Hernán Eusebio Catalán Escobar, en el lugar denominado "La Cascada", comuna de Toltén, Departamento Pitrufquén, en la vía pública por efectivos de Carabineros pertenecientes al Retén de Comuy, quienes se hacían acompañar por un grupo de civiles domiciliados en Faja Maissa, e individualizados como Luis Granzotto, Francisco Cifuentes y Luis Salazar, los cuales participaron activamente en el procedimiento policial. Ambos jóvenes fueron trasladados con rumbo que se desconoce.

Osvaldo Barriga residía en la ciudad de Loncoche, y trabajaba, junto a su amigo Catalán en una reparadora de calzado. Hasta esa ciudad se había trasladado con posterioridad al 11 de septiembre de 1973. El domicilio de su madre ubicado en la ciudad de Pitrufquén, fue allanado en diversas oportunidades, a partir de los primeros días de octubre de 1973, por Carabineros, que procedían a entrar a la casa pretextando la búsqueda de inexistentes armas, y además, preguntando por Osvaldo Barriga.

Su madre, doña Marta del Carmen Gutiérrez Véjar, se enteró de su detención por la comunicación que le hizo la madre de Catalán y por una carta que alguien le enviara, sin identificarse, dándole a conocer los hechos. Ya enterada de la situación que afectaba a su hijo, procedió a realizar las indagaciones y averiguaciones pertinentes para dar con su paradero o conocer la suerte que corrió en manos de sus captores, encontrándose con la negativa sistemática de las autoridades en cuanto a reconocer oficialmente la detención. Tan sólo Carabineros de Pitrufquén expresaron que estaban enterados de la detención de ambos jóvenes y sugirieron derivar las averiguaciones a la Fiscalía Militar de Temuco. En ese tribunal, se dijo que seguramente los aprehensores trasladaron directamente a los detenidos a Santiago, sin pasarlos previamente por la Fiscalía.

GESTIONES JUDICIALES Y/O ADMINISTRATIVAS

En el mes de junio de 1975, doña Laura Escobar Contreras, madre del joven Hernán Catalán Escobar, interpuso una denuncia por presunta desgracia en la persona de su hijo y de Osvaldo Barriga, ante el Juzgado de Letras de Pitrufquén, en la que expone las circunstancias del arresto. En la tramitación del proceso, signado con el rol 6313, el Juez titular don Carlos Leonello Bottacci L., emitió una orden de investigar a Carabineros de Pitrufquén y una citación para los civiles individualizados como Aquiles Granzzoto, Francisco Cifuentes y Luis Salazar, quienes habrían actuado como aprehensores junto a los Carabineros. La Institución policial devolvió la orden de investigar, informando que no fue posible dar con el paradero de los desaparecidos y, que, además nadie los conoce y al parecer no son habitantes del lugar. En octubre de 1976, compareció ante el tribunal el Sargento 2do. de Carabineros Eudosio Díaz Ibacache, jefe del Retén de Comuy, quien señaló no conocer a los afectados y por lo tanto no tenía ningún antecedente que aportar a la investigación; presumiendo que las dos personas que le menciona el tribunal pueden haber sido detenidas por Carabineros de Toltén. En noviembre de ese mismo año, el Juez declaró rebeldes para todos los efectos legales a Eusebio Catalán y a Osvaldo Barriga.

En mayo de 1977, compareció ante el Juzgado de Pitrufquén el Teniente de Carabineros Juan Arnoldo Erices Araya, de la dotación de Toltén, quien expone que es poco probable que los funcionarios policiales de Toltén hayan participado en la detención de los dos afectados, porque el lugar "La Cascada" corresponde al sector de Comuy. En noviembre de 1977, el Ministro del Interior, General Raúl Benavides Escobar informó que las citadas personas no registran antecedentes en los respectivos Kardex de ese Ministerio, como tampoco hay constancia de haberse dictado orden o resolución alguna que les afecte. El día 26 de ese mismo mes y año, el juez sobreseyó temporalmente la causa por no encontrarse completamente justificada la perpetración del delito que motivó la formación del proceso. Dicha resolución fue aprobada por la Corte de Apelaciones en diciembre de ese año; a pesar de encontrarse pendiente la más importante diligencia decretada en la tramitación de la causa, y que fue la citación bajo orden de arresto en contra de los 3 civiles aprehensores mencionados en la denuncia por presunta desgracia, y que a la fecha de la resolución mencionada no habían sido habidos. Eso sí, la Corte hace una observación al Juez, en cuanto a que no debió declarar rebelde a los desaparecidos porque no son inculpados ni reos.

En junio de 1979, la causa fue desarchivada y reabierto el sumario, pasando los antecedentes al Sr. Ministro en Visita Alfredo Meynet González, para su acumulación a la causa 2-79 que investigó los casos de las personas detenidas desaparecidas del Departamento de Temuco. En mayo de 1979, la Policía de Investigaciones, organismo que diligenció la orden de investigar ordenada por el Ministro, informó que entrevistó a las respectivas madres de las dos personas detenidas desaparecidas, quienes ratificaron declaraciones anteriores. Pese a que en la presentación, se menciona a los 3 civiles que actuaron junto a Carabineros en la detención de los afectados, no hay constancia de que hayan prestado declaración ante el señor Ministro, ni tampoco la orden de investigar diligenciada por investigaciones se hace mención de ellos. El 25 de noviembre de 1979 el Ministro en Visita se declaró incompetente y remitió los antecedentes al IV Juzgado Militar de Valdivia, con el fundamento de que todas las personas cuyo desaparecimiento se investiga fueron detenidas por personal uniformado.

En diciembre de 1979 el Juzgado Militar aceptó su competencia y ordenó instruir la causa 1192-bis-79 a la Fiscalía Militar Letrada de Cautín. En junio de 1980, compareció ante la Fiscalía, Luis Granzotto Cibert, quien expone, en relación a los hechos en que se le involucra, que jamás ha tenido vinculación en tales hechos, no conoce a las personas que se le mencionan y que habrían actuado junto a él en la detención de los afectados. Nunca ha tenido conocimiento que algún funcionario de COFAMA, sea de apellido Cifuentes (esto se afirma en la denuncia), y en cuanto a Luis Salazar le conoce, pero éste vive en Argentina desde muchos años, y sólo ha venido en algunas ocasiones, no creyendo o no recuerda que lo haya hecho en la fecha que se menciona como de detención. Agrega en su declaración, que en denuncia separada, se señala que uno de los aprehensores habría sido Aquiles Granzotto, que es sobrino suyo y vive en Gorbea, y el que no cree que haya andado metido en esta clase de hechos.

El 24 de octubre de 1980 el Juez Militar sobreseyó total y definitivamente la causa en virtud del Decreto Ley de Amnistía de 1978.


Fallo primera instancia - Osvaldo Barriga y Hernan Catalan - 2008

 

Fallo Corte Suprema - Osvaldo Barriga y Hernan Catalan - 2009

 

 


Esta pagina fue modificada el 17/07/2010

Si posee cualquier información sobre este caso,  nuevas o mejores imágenes, relatos, testimonios, etc., escribanos a info@memoriaviva.com

  Estas paginas han sido preparadas y son mantenidas por: Proyecto Internacional de Derechos Humanos - Londres © 1996 - 2015