Quienes somos ] Boletin ] Busqueda ] Pinochet en Londres ] Centros Detencion ] Complices ] Empresas ] Fallos ] Criminales ] Tortura ] Exilio ] ecomemoria ] Desaparecidos ] Ejecutados ] Testimonios ] English ]

Regimiento de Infanteria Motorizada 10 "Pudeto"

XII Región

 

 

    En la región de Magallanes se aplicó la tortura de modo habitual y se estima que alrededor de 1.000 personas estuvieron privadas de libertad y sometida a ese tratamiento.  Este regimiento fue utilizado desde el primer momento como lugar de reclusión, interrogatorios y torturas de hombres y mujeres detenidos en Punta Arenas y en las comunas de Porvenir y Puerto Natales. Fueron traslados desde allí en avión o por tierra, esposados y con los ojos vendados. Algunos declararon que se habían presentado voluntariamente al ser llamados por bandos y que quedaron inmediatamente detenidos y sometidos a interrogatorios. Durante todo el período de funcionamiento de este recinto, existió un flujo constante de prisioneros que ingresaban, eran trasladados desde o hacia otros recintos o eran liberados. Según los testimonios, algunos fueron trasladados durante las madrugadas, por personal del Servicio de Inteligencia Militar (SIM), a otros centros de tortura, como el Palacio de las Sonrisas (antiguo Hospital Naval); luego eran devueltos en muy malas condiciones físicas y anímicas, después de horas o días de haber sido sometidos a torturas. Testimonios señalan que a este recinto se trasladaba frecuentemente la Fiscalía Militar para participar en interrogatorios de detenidos. Según informes de la Cruz Roja Internacional a fines de Septiembre de 1973 se encontraban  mas de 100 prisioneros políticos en el Regimiento de Infantería Motorizada Nº 10 "Pudeto", en Punta Arenas.  Los presos políticos eran alojados en el gimnasio del campo, que mide 25 x 40 x 4 metros y dormían en las gradas, de sólo 80 cms de ancho.  La calefacción era deficiente y los detenidos contaban con dos frazadas por persona. A la fecha del mencionado informe, había cinco detenidos incomunicados. Existían también celdas de incomunicación, pequeñas, sin luz, ni agua, ni baño. En el mes de diciembre de 1973 la mayoría de los prisioneros fueron trasladados a Isla Dawson. Después del traslado de prisioneros a Isla Dawson, los detenidos que llegaban eran mantenidos en contenedores o en un subterráneo ubicado bajo el casino de suboficiales. Al mismo tiempo presos políticos detenidos en la Isla Dawson eran trasladados a este recinto donde eran interrogados y torturados en unos sótanos habilitados especialmente para estos fines. Los presos eran generalmente golpeados brutalmente, se le aplicaba corriente eléctrica en los genitales y diferentes partes del cuerpo o los golpean con las culatas de los rifles rompiéndoles los dientes y muelas o se les sacaba muelas fríamente. Los presos políticos fueron también obligados a presenciar y escuchar torturas a otros detenidos; padecieron simulacros de fusilamiento, posiciones forzadas, eran expuestos mojados y desnudos a bajas temperaturas.

 

Criminales y Cómplices:

Julio Marquez (Oficial de Reserva - Ejercito); Médico Araneda (Ejército); Teniente Valenzuela (Ejército)

 

Fuentes de Información: Informe Rettig; Cruz Roja Internacional; Comisión Internacional de Investigación de los crímenes de la Junta militar en Chile; CODEPU; Informe Valech;  Archivo Memoriaviva;

  Estas paginas han sido preparadas y son mantenidas por: Proyecto Internacional de Derechos Humanos - Londres © 1996 - 2015