Quienes somos ] Boletin ] Busqueda ] Pinochet en Londres ] Centros Detencion ] Complices ] Empresas ] Fallos ] Criminales ] Tortura ] Exilio ] ecomemoria ] Desaparecidos ] Ejecutados ] Testimonios ] English ]

Comisaría de Carabineros, Futrono

X Región

 

    La gran mayoría de casos de detenidos políticos en la Comisaría de Carabineros de Futrono se registró en los años 1973 y 1974. En el año 1973 las detenciones se produjeron en los asentamientos campesinos y en el Complejo Maderero Panguipulli, durante operativos militares realizados en conjunto con Carabineros y civiles. Un gran número de  campesinos fue traído en helicópteros desde la Isla Huapi, en el Lago Ranco. 

El 9 de octubre de 1973, un convoy militar procedente de los Regimientos “Cazadores” y “Maturana”, ambos con asiento en la ciudad de Valdivia, compuesto por varios vehículos entre jeeps y camiones y con una dotación aproximada de 90 personas, inició una caravana hacia el Sector Sur del Complejo Maderero Panguipulli. Durante el operativo por parte de la IV División del Ejercito, también participaron miembros de la Fuerza Aérea, Bionas Verdes de la Escuela de Montaña (con asiento en Temuco), y civiles de la localidad. En las localidades de Chabranco, Curriñe, Llifén y Futrono los militares detuvieron desde sus domicilios o lugares de trabajo, o recibieron de manos de Carabineros, a 18 personas, en su mayoría miembros del Sindicato Campesino “Esperanza del Obrero”. Algunos de estos presos políticos habían sido anteriormente detenidos por Carabineros y trasladados a la Comisaría de Carabineros de Futrono. Al interior de la comisaría los presos políticos eran interrogados y torturados en el sector de las caballerizas; el resto del tiempo eran mantenidos en calabozos, hacinados y sucios, incomunicados, vendados, sin alimento, sin baño ni agua. Algunos de ellos fueron trasladados a la Escuela No 45 Maria Deo Gracia ubicada en Balmaceda 280, Futrono, donde sufrieron nuevos interrogatorios a manos de militares del Regimiento ”Cazadores”.

 La noche del 9 de octubre de 1973 algunos de esto presos fueron llevado por esta caravana al Fundo “Chihuio” de propiedad de Americo Gonzalez en el sector cordillerano denominado “Baños de Chihuío”, donde serian obligados a preparar un asado para la comitiva militar y luego fueron nuevamente brutalmente maltratados. En una hora no precisada, los presos fueron sacados de la casa patronal de ese fundo y llevados a las inmediaciones a una distancia aproximada de 500 metros, lugar en el cual se les ejecutó.  Uno de los conscriptos que estuvo presente ha declarado que: “..Marco Rodrigues (miembro del Ejercito) pidió voluntarios y 3 o 4 conscriptos se presentaron, los otros fueron sacados de los conscripto de planta.....  era tarde y tomaron a todos los detenidos, algunos estaban en muy mal estado y se los llevaron a las afueras....los amontonaron como quien apiña un ganado y los hicieron pedazos a bala...”

El 10 de octubre de 1973, un testigo reconoció en ese lugar a varias de las víctimas y pudo percibir que la mayoría los cuerpos tenían cortes en las manos, en los dedos, en el estómago e incluso algunos se encontraban degollados y con sus testículos cercenados, sin poder observar huellas de impactos de bala en los restos.  Los cadáveres de los ejecutados permanecieron en el lugar de su ejecución durante varios días, cubiertos tan sólo con algunas ramas y troncos.  Aproximadamente unos quince días después de la ejecución, fueron enterrados por los efectivos militares en fosas de diferentes dimensiones.

 

Criminales y Cómplices:

general Héctor Bravo Muñoz (a la época ex comandante de la IV División de Ejército);  Coronel Jerónimo Pantoja (comandante del Regimiento Maturana); Teniente Coronel Santiago Sinclair Oyaneda (Comandante del Regimiento “Cazadores”; actualmente Senador Designado);  General. Arturo Medina Lois (Jefe de las Fuerzas Especiales de la Region); Americo Gonzalez (propietario del Fundo Chihuo);

 

Fuentes de Información: CODEPU; Documental “La Guerra Preventiva”; Informe Valech; Diario Ausral (Valdivia); Archivo Memoriaviva;

El Diario Austral (Valdivia)

Miércoles 26 de marzo de 2003

Inaugurarán memorial de Chihuio

En memoria de las víctimas detenidas desaparecidas de 1973, de la localidad de Chihuio, comuna de Futrono, el próximo sábado 05 de abril, a las 11:30 horas, se inaugurará en el sector El Boquete — Chabranco, el Memorial que recuerda a los 18 ejecutados políticos de Chihuio, del sector cordillerano de la provincia de Valdivia.

La presidenta de la Agrupación de Detenidos Desaparecidos y Ejecutados Políticos de la provincia de Valdivia, Ida Sepúlveda indicó, que "con la construcción del Memorial de Chihuio pretendemos hacer una reparación simbólica y recuperar la memoria de estos 18 trabajadores que fueron brutalmente asesinados por efectivos policiales de esa época y, de alguna forma, hacer justicia por su detención y posterior desaparición, que ha significado —hasta hoy— la angustia para los familiares, quienes con perseverancia continúan solicitando que se investigue para saber qué pasó y dónde están", explicó.

Las 18 víctimas de Chihuío fueron detenidas en los alrededores de Curriñe, Chabranco y sectores aledaños y, luego, trasladados hasta una casona de las termas de Chihuio y ejecutados el 09 de octubre de 1973.

Ida Sepúlveda agregó, que el Memorial de Chihuio está edificado en un terreno de la municipalidad de Futrono y fue el trabajo de un año, mediante un convenio establecido entre el Ministerio del Interior y el alcalde de Futrono, Octavio Caseaux; financiando 1 millón 800 mil pesos el Programa de Derechos Humanos del Ministerio del Interior y 1 millón de pesos la Municipalidad de Futrono, para su construcción.

Al acto asistirán, familiares de las víctimas de Chihuio y representantes de agrupaciones de detenidos desaparecidos y ejecutados políticos de Valdivia y regiones.

  Estas paginas han sido preparadas y son mantenidas por: Proyecto Internacional de Derechos Humanos - Londres © 1996 - 2015