Quienes somos ] Boletin ] Busqueda ] Pinochet en Londres ] Centros Detencion ] Complices ] Empresas ] Fallos ] Criminales ] Tortura ] Exilio ] ecomemoria ] Desaparecidos ] Ejecutados ] Testimonios ] English ]

Carcel de Chin Chin

X Région

     La Cárcel de Chin Chin fue otro de los centro de detención de la X Región. En este lugar estuvieron detenidos cientos de presos políticos y al igual que en la Comisaría N2 Guillermo Gallardo y el Regimiento de Infantería No12 “Sangra” se utiliza la tortura en forma sistemática.

 

Fuentes de Información: Informe Rettig; Informe Valech; Memoriaviva

============================================================

Testimonio

….Días antes del Golpe militar, en mi calidad de dirigente de las JJCC, viajé a Quellón. Héctor conocía de mi viaje y accedió a acompañarme a la localidad de Yaldad, distante unos 8 kilómetros de Quellón. El retén de carabineros estaba en la salida sur de la ciudad, al pasar fuimos conminados a detenernos. Comandaba el operativo el entonces teniente y jefe de retén. Fuimos revisados y allanado el vehículo de INDAP que Héctor conducía. Se nos exigió la documentación personal y del vehículo y en medio de amenazas pudimos continuar hacia nuestro destino.  El teniente tuvo expresiones como éstas: "van los conchadesumadre a organizar guerrillas a Yaldad, a levantar a los indios", "a ti (por Héctor) te tengo en la mira comunista culiao". Me mira fijamente y amenaza: "no es primera vez que te veo por éstos lados...espero que sea la última".

Seguimos el viaje en silencio, mordiendo la rabia y la impotencia, regresamos a eso de las 4 de la tarde para hacer coincidir el bus de retorno que debía abordar de vuelta a Castro. En la entrada del pueblo de nuevo el teniente, fuertemente armado y con un tres o cuatro carabineros, procedió a llevar  a cabo la misma comedia de terror y todas las amenazas fueron ésta vez mas fuertes y más violentas.

Preocupado y molesto regresé a Castro, por esos días el fantasma del golpe fascista, se hacia presente.

Casi le rogué a mi compañero y amigo entrañable que evitara todo contacto con éstos facciosos y me comprometí a informar a las autoridades de ésta acción amenazadora y prepotente. Pero ya todo era urgente. Casi no había tiempo para nada y el día 11 de septiembre todo me volvió a la memoria.

En el local del Partido encuentro en medio de toda la agitación, a mi compañero. Esta vez le pido que no viaje a Quellón y el se limita a responder: "debo ir dónde el compañero Presidente ha ordenado; mi puesto de trabajo". En esta sureña localidad de nuestra Isla Grande más se recuerda a un  comnpañero  de apellido Avendaño, fusilado en Pto Montt en los días en que yo estaba preso en la Cárcel de ChinChin (04/10/1973 - 17/04/1975 libertad condicional hasta 1978 )

Los saludo y espero seguir en contacto.

Atte. C. M. P.

  Estas paginas han sido preparadas y son mantenidas por: Proyecto Internacional de Derechos Humanos - Londres © 1996 - 2015