Quienes somos ] Boletin ] Busqueda ] Pinochet en Londres ] Centros Detencion ] Complices ] Empresas ] Fallos ] Criminales ] Tortura ] Exilio ] ecomemoria ] Desaparecidos ] Ejecutados ] Testimonios ] English ]

Regimiento de Caballería Blindada Nº 2 “Cazadores”

X Región

 

    En una area de la ciudad de Valdivia se concentraba cuatro recintos militares:: el Regimiento de Caballería Blindada No 2 “Cazadores”, el Regimiento de Artillería N° 2 Maturana, el Regimiento de Telecomunicaciones Nº 4 Membrillar y la Fiscalía Militar (Valdivia), los cuales jugaron un rol central en el proceso de represión en la X Región y sirvieron como centros de interrogatorio y tortura de presos políticos. Muchos de los prisioneros, hombres y mujeres, fueron trasladados desde recintos como la cárcel o comisarías de Valdivia y otras ciudades. Varios eran traídos luego de ser detenidos durante operativos militares en zonas rurales, especialmente en la precordillera de Valdivia. Los presos llegaban en camiones, hacinados y en muy malas condiciones físicas. Por las características del lugar, es probable que los detenidos no supieran con certeza en cual de los tres regimientos se encontraban. Se los mantuvo al interior de los regimientos en el gimnasio, en galpones y en las caballerizas, incomunicados, encapuchados durante varios días, privados de alimento y agua. Hay víctimas que denunciaron haber sido rapadas al ingresar. La Fiscalía Militar de Valdivia funcionó en el Regimiento N° 2 Cazadores, por lo cual muchos prisioneros fueron llevados desde la cárcel u otros recintos por personal del Servicio de Inteligencia Militar (SIM) para ser interrogados. Ex presos políticos denunciaron haber sufrido golpes, algunos con varillas de mimbre; aplicación de electricidad, simulacros de fusilamiento, el submarino en agua con inmundicias, extracción de uñas, obligación de permanecer en posiciones forzadas, colgamientos y quemaduras con cigarrillos. Luego de un tiempo eran trasladados a la Comisaría de Valdivia, a la cárcel o al recinto de reclusión ubicado en el gimnasio del Banco del Estado-Cendyr.

El 9 de octubre de 1973, un convoy militar procedente de los Regimientos “Cazadores” y “Maturana”, ambos con asiento en la ciudad de Valdivia, compuesto por varios vehículos entre jeeps y camiones y con una dotación aproximada de 90 personas, inició una caravana hacia el Sector Sur del Complejo Maderero Panguipulli. Durante el operativo por parte de la IV Division del Ejercito, también participaron miembros de la Fuerza Aerea, Bionas Verdes de la Escuela de Montaña (con asiento en Temuco), y civiles de la localidad. En las localidades de Chabranco, Curriñe, Llifén y Futrono los militares detuvieron desde sus domicilios o lugares de trabajo, o recibieron de manos de Carabineros, a 18 personas, en su mayoría miembros del Sindicato Campesino “Esperanza del Obrero”. Algunos de estos presos políticos habían sido anteriormente detenidos por Carabineros y trasladados a la Comisaría de Carabineros de Futrono. Al interior de la comisaría los presos políticos eran interrogados y torturados en el sector de las caballerizas; el resto del tiempo eran mantenidos en calabozos, hacinados y sucios, incomunicados, vendados, sin alimento, sin baño ni agua. Algunos de ellos fueron trasladados a la Escuela No 45 Maria Deo Gracia ubicada en Balmaceda 280, Futrono, donde sufrieron nuevos interrogatorios a manos de militares del Regimiento ”Cazadores”. La noche del 9 de octubre de 1973 algunos de esto presos fueron llevado por esta caravana al fundo Chihuio de propiedad de Americo Gonzalez en el sector cordillerano denominado “Baños de Chihuío”, donde serian obligados a preparar un asado para la comitiva militar y luego fueron nuevamente brutalmente maltratados. En una hora no precisada, los presos fueron sacados de la casa patronal de ese fundo y llevados a las inmediaciones a una distancia aproximada de 500 metros, lugar en el cual se les ejecutó.  Uno de los conscriptos que estuvo presente ha declarado que: “..Marco Rodrigues (miembro del Ejército) pidió voluntarios y 3 o 4 conscriptos se presentaron, los otros fueron sacados de los conscriptos de planta.....  era tarde y tomaron a todos los detenidos, algunos estaban en muy mal estado y se los llevaron a las afueras....los amontonaron como quien apiña un ganado y los hicieron pedazos a bala...”

El 10 de octubre de 1973, un testigo reconoció en ese lugar a varias de las víctimas y pudo percibir que la mayoría los cuerpos tenían cortes en las manos, en los dedos, en el estómago e incluso algunos se encontraban degollados y con sus testículos cercenados, sin poder observar huellas de impactos de bala en los restos.  Los cadáveres de los ejecutados permanecieron en el lugar de su ejecución durante varios días, cubiertos tan sólo con algunas ramas y troncos.  Aproximadamente unos quince días después de la ejecución, fueron enterrados por los efectivos militares en fosas de diferentes dimensiones. 

El 20 de septiembre de 1973 desapareció José Gastón Buchhorsts Fernandez de 19 años, quien se encontraba haciendo el Servicio Militar obligatorio en el Regimiento Cazadores de Valdivia.  Jose Buchhorsts desaparece desde ese recinto militar, luego de quedar detenido al presentarse con días de retraso, después de un permiso.  Su familia declara que en dicho Regimiento, fue informada verbalmente, que había sido ejecutado luego de intentar una fuga.  Sin embargo, sus restos nunca fueron entregados y su muerte no se encuentra registrada oficialmente.

 

Testimonio:

Rogers Delgado-Sáez (preso político en el Regimiento “Cazadores”): Fuí detenido dos veces en 1973, la primera a mediados de septiembre del 73, siendo liberado los primeros días de octubre, la segunda fue el 2 de noviembre del 73, hasta el 15 de septiembre de 1976, donde se me conmuto mi condena de cinco años y un día de prisión por el exilio, a través del Decreto Ley 504, llegando a Luxemburgo el 16 de septiembre de 1976, en calidad de exiliado político. Bueno, en ambas ocasiones estuve detenido y torturado en el Regimiento Cazadores, y dentro de los soldados que nos custodiaban había uno que era vecino mío y compañero de juegos. Su nombre es Pablo Alvarez Souviabre, vivía en ese entonces en la Población Valparaíso, sus padres son Carolina Souviabre y Casimiro Alvarez.

Pablo Alvarez me contó durante mi segunda detención de que yo había tenido mucha suerte de ser liberado antes del 3 de octubre del 73, pues en ese día llegó ´"el helicóptero" según él, y que ordenó matar a los compañeros de Neltume, así como también a mi amigo compañero Víctor Hugo Carreño Zúñiga, de 21 años de edad al momento de su asesinato, quién había sido detenido por su militancia en la Juventud Socialista, Regional Valdivia, donde yo también era dirigente Regional estudiantil a la época del golpe de estado.

 Debo informar que durante todo el tiempo en que fuí torturado tenía una venda en mis ojos, y que Pablo Alvarez me la sacó para darme un cigarrillo, dejarme sentar por cinco minutos, pues me había reconocido pese a que yo estaba con la cabeza bañada en sangre producto de una herida que me hicieran mis torturadores. Pablo Alvarez me conversó del fusilamiento de los compañeros de Neltume, y que todos habían estado detenidos en la Comisaría de Carabineros ubicada en la calle Beaucheff, en Valdivia. Finalmente, he sabido que Pablo Alvarez Souviabre es ahora Pastor Evangélico y que está radicado en la ciudad de Osorno.

Durante mi segunda detención, en noviembre del 73, también estuve detenido en la Comisaría Beaucheff y ví con mis propios ojos lo que habían escrito los compañeros del MIR antes de ser fusilados, que decía lo siguiente :  "Fusilados por la Vida "  seguido de las iniciales de cada uno de ellos. El mensaje estaba escrito con sangre. Yo reconocí las iniciales de casi todos los compañeros del MIR, pues los conocía, principalmente a Fernando Krauss (con quien tuve una reunión el mismo día 11 de septiembre del 73 en Valdivia, donde me dijo que no había nada que hacer y que había que esconderse y/o arrancar de Valdivia), y Pedro Barría, cuyos padres eran vecinos míos en la Población Valparaíso y con quién éramos amigos de infancia.

 

Criminales y Cómplices:

Teniente Coronel Santiago Sinclair Oyaneda (Comandante del Regimiento “Cazadores”; actualmente Senador Designado);  General Héctor Bravo Muñoz (Comandante de la IV División del Ejercito); Teniente Coronel Jeronimo Pantoja Hernandez (Regimiento “Maturana”); General Arturo Medina Lois (Jefe de las Fuerzas Especiales de la Region); Coronel Héctor González (Regimiento "Maturana"); Comandante Patricio Bravo Pantoja (Comandante Regimiento "Membrillar");  Luis Rodríguez (Oficial Regimiento "Cazadores"); Patricio Séller (Oficial Regimiento "Cazadores"); José Feliú Madinagotía (2º Comandante Regimiento "Cazadores"); Pablo Alvarez Souviabre (soldado);

 

Fuentes de Información; Informe Rettig; CODEPU; Documental “La Guerra Preventiva”; Diario: El Diario Austral; El Mostrador; Inform. Valech; Memoriaviva;

 

 

EL MOSTRADOR-

Miércoles, 26 de Julio de 2000

Juez Guzmán encontró restos de 18 desaparecidos en Valdivia

Osamentas de 18 personas fueron encontradas en una fosa clandestina en el cementerio municipal de Valdivia, informaron hoy fuentes judiciales. Los restos fueron exhumados anoche por orden del juez especial Juan Guzmán Tapia, quien instruye

149 querellas contra Augusto Pinochet por violaciones a los derechos humanos cometidas durante los 17 años de su gobierno de facto. Tras la exhumación, los restos fueron trasladados a dependencias del Servicio Médico Legal en Santiago para practicarles pruebas de ADN con el objetivo de comprobar si corresponden a un grupo de 18 trabajadores agrícolas que desapareció en la zona en octubre de 1973. Los campesinos del

complejo maderero de Panguipulli fueron detenidos por efectivos militares del regimiento Cazadores de Valdivia y posteriormente fueron trasladados, junto a otro grupo de

personas detenidas en los pueblos de Futrono y Llifén, hasta las termas de Chihuío.

En este lugar, de acuerdo a informaciones de los organismos de derechos humanos, fueron torturados y ejecutados para luego ser inhumados en fosas clandestinas que fueron descubiertas en 1990. El proceso por la muerte de los campesinos de Chihuío fue amnistiado por la Corte Suprema en 1995.

==============================================

El Diario Austral (Valdivia)

Año XXI - Nro. 7.383 - Miércoles 26 de marzo de 2003

Inaugurarán memorial de Chihuio

En memoria de las víctimas detenidas desaparecidas de 1973, de la localidad de Chihuio, comuna de Futrono, el próximo sábado 05 de abril, a las 11:30 horas, se inaugurará en el sector El Boquete — Chabranco, el Memorial que recuerda a los 18 ejecutados políticos de Chihuio, del sector cordillerano de la provincia de Valdivia.

La presidenta de la Agrupación de Detenidos Desaparecidos y Ejecutados Políticos de la provincia de Valdivia, Ida Sepúlveda indicó, que "con la construcción del Memorial de Chihuio pretendemos hacer una reparación simbólica y recuperar la memoria de estos 18 trabajadores que fueron brutalmente asesinados por efectivos policiales de esa época y, de alguna forma, hacer justicia por su detención y posterior desaparición, que ha significado —hasta hoy— la angustia para los familiares, quienes con perseverancia continúan solicitando que se investigue para saber qué pasó y dónde están", explicó.

Las 18 víctimas de Chihuío fueron detenidas en los alrededores de Curriñe, Chabranco y sectores aledaños y, luego, trasladados hasta una casona de las termas de Chihuio y ejecutados el 09 de octubre de 1973.

Ida Sepúlveda agregó, que el Memorial de Chihuio está edificado en un terreno de la municipalidad de Futrono y fue el trabajo de un año, mediante un convenio establecido entre el Ministerio del Interior y el alcalde de Futrono, Octavio Caseaux; financiando 1 millón 800 mil pesos el Programa de Derechos Humanos del Ministerio del Interior y 1 millón de pesos la Municipalidad de Futrono, para su construcción.

Al acto asistirán, familiares de las víctimas de Chihuio y representantes de agrupaciones de detenidos desaparecidos y ejecutados políticos de Valdivia y regiones.

  Estas paginas han sido preparadas y son mantenidas por: Proyecto Internacional de Derechos Humanos - Londres © 1996 - 2015