Quienes somos ] Boletin ] Busqueda ] Pinochet en Londres ] Centros Detencion ] Complices ] Empresas ] Fallos ] Criminales ] Tortura ] Exilio ] ecomemoria ] Desaparecidos ] Ejecutados ] Testimonios ] English ]

Tenencia de Carabineros de Cunco

IX Región

    

Cunco, pueblo pequeño de la provincia de Cautín, no escapo la voracidad de la dictadura y así los recintos locales y regionales de la policía y las fuerzas armadas fueron usados como centros de detención y represión, incluyendo la Tenencia de Carabineros de Cunco.  Hasta aquí fueron llevados un gran número de campesinos detenidos en sus hogares durante operativos conjuntos de Carabineros y patrullas del Ejército, efectuado en la zona. Los prisioneros llegaban en muy malas condiciones físicas, ya que eran maltratados en el momento de su detención y durante el trayecto al cuartel policial. En la Tenencia de Cunco actuaban militares y carabineros. Una vez en la tenencia, eran encerrados en condiciones de hacinamiento en calabozos, con privación de abrigo, comida, agua, baño y sueño. Algunos testigos señalaron haber sido mantenidos en un baño, aislados, escuchando los gritos de las personas que eran sometidas a torturas. Días después del 11 de septiembre fueron conducidos también a esta tenencia campesinos detenidos en sectores rurales de la zona provenientes de los retenes de Los Laureles y Las Hortensias. No se sabe con exactitud cuantas personas estuvieron detenidas y fueron reprimidas en esta localidad, sin embargo hay pruebas concretas que el  Dr. Eduardo Alberto González Galeno, hoy detenido-desaparecido, estuvo aquí detenido (14 de Septiembre 1974) y fue torturado. Su esposa, testigo sobreviviente, ha declarado que “..Eduardo estaba en muy mal estado físico a causa de los golpes”. Ambos fueron trasladado a la Base Aérea de Maquehue (Temuco) donde se pierde su rastro. Su esposa permaneció 2 años más en un campo de detención antes de ser dejada en libertad.  Según un testimonio anónimo entregado por un testigo dice: “al doctor lo arrojaron al Lago Collico, y antes le abrieron el vientre con un corvo para evitar así que emergiera a la superficie”.

Fuentes de Información: Informe Rettigg; Libro: “Porque fuimos médicos del pueblo”(1993); CODEPU Memoriaviva

  Estas paginas han sido preparadas y son mantenidas por: Proyecto Internacional de Derechos Humanos - Londres © 1996 - 2015