Quienes somos ] Boletin ] Busqueda ] Pinochet en Londres ] Centros Detencion ] Complices ] Empresas ] Fallos ] Criminales ] Tortura ] Exilio ] ecomemoria ] Desaparecidos ] Ejecutados ] Testimonios ] English ]

Segunda Comisaria de Carabineros de Chillán

VIII Region

 

La Segunda Comisaría de Carabineros (Chillán) esta estrechamente ligada con la desaparición de Patricio Weitzel  Pérez, Juan Mauricio Poblete Tropa, Luis Ibarra Duran, Francisco Segundo Sánchez, Leopoldo López Rivas y Ricardo Troncoso León. En cada uno de estos casos, sus detenciones fueron llevadas acabo por una patrulla de esta Comisaría y trasladados a esa localidad. El sargento Herminio Hernández, jefe del Retén Schleyer de Chillán y del cabo Francisco Opazo han sido identificados como miembros de estas patrullas.

 La madre de Juan Poblete ha declarado que al día siguiente del arresto de su hijo, ella había concurrido hasta la unidad policial donde fue atendida por personal de guardia, el que le confirmó que su hijo permanecía allí detenido: “Efectivamente se encontraba en los calabozos de dicha unidad. Hasta allí seguí concurriendo a dejarle ropas y  alimentos. Todo ello era recibido por el personal de guardia y entregado a mi hijo”.

 Cuatro días después de su detención, pudo ingresar al cuartel y a través de una ventanilla del calabozo le entregó el paquete: “Mostraba señales de haber sido maltratado. Presentaba hinchazones en todo el cuerpo. Desde ese momento no lo he visto nunca más”.

 Lo mismo ocurriría en los casos de Francisco Segundo Sánchez, quien ha­brían sido llevado a la Segunda Comisaría, donde se informó a su hija que había quedado en libertad. Sin embargo, nunca se volvió a saber de él.

 O el caso de Ricardo Troncoso León.  Sus aprehensores fueron carabineros de la Segunda Comisaría, hasta donde concurrió su esposa, Mercedes Sánchez. Le dijeron que efectivamente se encontraba allí, pero no quisieron recibirle los alimentos y la ropa que le llevaba. Cuando volvió el día 3, le dijeron que todos los detenidos habían sido llevados al Regimiento de Infantería de Montaña No 9 Chillán. Pero allá, le dijeron que no había estado.  Nunca mas se volvió a saber de él.

 Aunque poca es la información que se tiene en relación con los acontecimientos que tomaron lugar en este centro de detención, si se sabe, gracias a las  investigaciones de sus familiares, que varios de los detenidos políticos fueron torturados en la Comisaría y más tarde trasladados al Puente el Ala, donde fueron asesinados.

 La Segunda Comisaría de Chillán esta también relacionada, junto al Regimiento No 9  de Chillán, con la desaparición de Reinaldo Salvador Poseck Pedreros. En este caso han sido involucrados el teniente de carabineros Patricio Jéldrez Rodríguez (Segunda Comisaría de Chillán), los militares Comandante Guillermo Toro Dávila, Teniente Coronel Christian Guedelhoeffer García, Capitán Andrés Jesús Morales Pereira, y Teniente Rodolfo Depix Díaz, al igual que el civil Pedro Guzmán Álvarez

 

Criminales y Cómplices:

Militares: Comandante Juan Guillermo Toro Dávila, Teniente Coronel Christian Guedelhoeffer García, Capitán Andrés Jesús Morales Pereira, y Teniente Rodolfo Depix Díaz

Carabineros: teniente Patricio Jéldrez Rodríguez (Segunda Comisaría de Chillán), Herminio Hernández (jefe del Retén Schleyer de Chillán) y el cabo Francisco Opazo

Civiles: Pedro Guzmán Álvarez

 

Fuentes de Información: Libros:“No hay dolor inútil”, “El Piloto wenche”; Informe Rettigg; La NAcion; BioBio.cl; Diario La Discussion.cl; Memoriaviva

======================================================

La Discussion

20 de Agosto 2005

Procesan a suboficial (r) por desaparición de obreros agrícolas

El Primer Juzgado de Letras de San Carlos procesó a un suboficial retirado de Carabineros por su presunta participación como autor de la desaparición de tres trabajadores agrícolas de Ránquil, ocurrido el 11 de octubre de 1973.

El ex carabinero, Manuel Castillo Oliva, habría encabezado la patrulla que detuvo a los hermanos Gustavo y Tomás Domínguez Jara, además de Wilson Becerra Cifuentes, dirigentes del asentamiento Ránquil, ex fundo La Victoria, quienes fueron detenidos y torturados, para posteriormente perderse el rastro, indicó Ignacio Marín Correa, abogado del Programa de Derechos Humanos del Ministerio del Interior.

El suboficial (r) fue detenido por la policía de Investigaciones en la ciudad de Temuco, Novena Región, donde residía, y permanece detenido en el Centro de Cumplimiento Penitenciario de San Carlos. Su abogada, Ingrid Landero, apeló ante la Corte de Apelaciones de Chillán, de la resolución del juez Angel Coria Ricotti.

======================================

BioBio.cl

23 de Noviembre 2012

Corte ordena reabrir causa por desaparición de campesinos de Ñuble en 1973

La Corte de Apelaciones de Concepción ordenó al ministro de Chillán, Claudio Arias, reabrir la causa que investiga la desaparición de tres campesinos de Ñuble en 1973.

El tribunal de alzada acogió así una apelación del Programa de Derechos Humanos del Ministerio del Interior, en la que alegaba que en el sumario estaba prácticamente aclarada la responsabilidad de personal de Carabineros en el secuestro calificado.

El ministro Arias había dictado el sobreseimiento del caso, argumentando que las diligencias se habían agotado, sin poder acreditar la culpabilidad de las personas inculpadas en la investigación, entre ellas el teniente en retiro, Patricio Jeldres Rodríguez.

En ese escenario es que la abogada del Programa de Derechos Humanos, Patricia Parra, recurrió la resolución del alto magistrado relativa a la desaparición de los hermanos Gustavo y Rogelio Domínguez, además de Wilson Becerra, detenidos el 11 de octubre de 1973 por un grupo operativo de la 2º Comisaría de Carabineros de Chillán. Los efectivos estaban al mando entonces del oficial Jeldres.

Tras ecuchar los alegatos de la abogada Parra y analizar los antecedentes, los ministros de la Primera Sala de la Corte penquista -María Leonor Sanhueza, Eliseo Araya y César Panés- estimaron “que no se encuentra agotada la investigación”, por lo que ordenaron la reapertura del sumario.

Además, decretaron que el ministro Claudio Arias -criticado por agrupaciones de Familiares de Víctimas de Detenidos Desaparecidos- practique una serie de diligencias, entre las cuales están un careo entre el ex uniformado inculpado y Patricio Marabolí Orellana, “a fin de aclarar la contradicciones que se advierten en sus declaraciones”.

También se ordena al juez someter a Jeldres a una serie de exámenes médicos para determinar si su condición de salud le permitiría enfrentar el eventual proceso judicial.

  Estas paginas han sido preparadas y son mantenidas por: Proyecto Internacional de Derechos Humanos - Londres © 1996 - 2015