Quienes somos Boletin Busqueda Pinochet en Londres Centros Detencion Complices Empresas Fallos Criminales Tortura Exilio ecomemoria Desaparecidos Ejecutados Testimonios English

 


Cuarta Comisaria de Carabineros

Santiago

 

Miembros de la Cuarta Comisaría de Carabineros detuvieron, el 12 de Octubre de 1973, 14 personas en Puente Alto. El mayor tenía 26 años y la menor, era una niña de 14, que se encontraba en su sexto mes de embarazo. Todos fueron transportados tendidos en el piso de tres jeeps policiales hasta la cuarta Comisaría de Carabineros, situada entonces en Chiloé, entre Victoria y Pedro Lagos, en pleno centro capitalino. Sin siquiera ser registrados sus nombres ni revisadas sus pertenencias, fueron encerrados en un calabozo. Relata Luis González, sobreviviente de esa masacre: "..nos sacaron después del toque de queda, pasadas las diez de la noche En los mismos vehículos, fuimos trasladados por la misma comisión y el mismo oficial al mando. Se formó una caravana de cuatro jeeps Land Rover al mando del capitán Fernando Galvarino Valenzuela Romero". La patrulla ejecutora estaba integrada, entre otros, por los cabos Héctor Arnaldo Valenzuela Gatto y Osvaldo Rubén Berríos Igor.  Les dijeron que los conducían al estadio. "..el sargento escribiente de la comisaría nos dijo a la salida que éramos patos malos de Puente Alto y que había que fusilarnos".

"Tampoco nos registraron entonces en el libro de detenidos. Nos llevaban a todos boca abajo. Cuando nos hicieron bajar, vimos el peladero a la par del río: el Puente Bulnes, dónde había unos basurales. Nos dijeron que arrancáramos y dieron la orden de matar".

Luis González cayó gravemente herido entre los demás. Algunos, ya muertos y otros agónicos. Entre estos últimos, algunos se quejaban. González se encontraba inmóvil con cuatro heridas a bala que lo alcanzaron en un hombro, pierna izquierda a la altura de la rodilla y otra a dos milímetros de la columna vertebral en la región lumbar, todas con salida de proyectil. "Vi que bajó un carabinero y sentí que empezó a disparar la pistola, rematandolos. Fui golpeado con el pie, me dieron vuelta y por la sangre de las heridas me dejaron allí. Y ahí quedé sin movimiento. No sé si 'el de arriba' me estaba ayudando para poder hacer eso". Lo dieron por muerto y, al igual que a todos los cadáveres, le pusieron en la espalda una etiqueta autoadhesiva que decía "Carabineros de Chile".

Los ejecutados fueron: Luis Miguel Rodríguez Arancibia (22), Alfredo Andrés Moreno Mena (23), Luis Alberto Verdejo Contreras (26), Luis Humberto Toro Vidal (16), Luis González Lazo (20), Luis Segundo Suazo Suazo (20), Rigoberto Enrique Julio Díaz (17), Elizabeth Leonilda Contreras Díaz (14), Jaime Max Bastías Martínez (17), Domingo de la Cruz Morales Díaz (20), David Oliberto Gayoso González (18), Mario José Matus Santos (18), Luis Armando Toro Toro (18).

Elizabeth Leonilda Contreras Díaz, de 14 años,  tenia seis meses de embarazo.

 

Criminales y Complices:

La patrulla ejecutora estaba integrada, entre otros, por el capitán Fernando Galvarino Valenzuela Romero, los cabos Héctor Arnaldo Valenzuela Gatto y Osvaldo Rubén Berríos Igor.

 

Fuentes de Información: Informe Rettig; Diario: “El Siglo”

  Estas paginas han sido preparadas y son mantenidas por: Proyecto Internacional de Derechos Humanos - Londres © 2000 - 2013